Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

¿Qué tanto sabe Jiménez Espriú de Odebrecht y Etileno XXI?

luis-miguel-gonzalez1

Luis Miguel GonzálezCaja Fuerte

¿Cuánto sabe de estos contratos Jiménez Espriú? Es una cuestión clave y vale la pena saber si habló del tema con el presidente. ¿Es este vínculo con la trama Odebrecht-Lozoya la causa de su renuncia a la SCT?

¿Es Javier Jiménez Espriú el primer 4T sometido al fuego por los testimonios de Emilio Lozoya? Todo depende del color del cristal con que se mire. En el 2011, este destacado ingeniero era consejero de Idesa, la empresa que se asoció con Odebrecht para desarrollar la planta petroquímica Etileno XXI. Esta asociación le causó un daño patrimonial de 1,900 millones de pesos a Pemex. Este quebranto es una de las cuatro bolas de fuego que ayer 11 de agosto, lanzó Emilio Lozoya, en su denuncia de hechos ante la FGR, que fueron reseñadas por el fiscal Alejandro Gertz Manero.

Este quebranto recibió menos atención que otros aspectos del aria del cantante Lozoya, a pesar de que la cantidad es 19 veces mayor que los 100 millones que habrían sido aportados por Odebrecht a la campaña del 2012 de Peña Nieto o 15 veces mayor que los sobornos a seis legisladores para aceitar la aprobación de las reformas estructurales en el 2013 y 2014. El monto cuenta, pero también la posibilidad de verificar los dichos de un testigo tan poco confiable como Emilio L. Lo relacionado con Etileno XXI y el quebranto a Pemex está bien documentado. Fue señalado por la Auditoría Superior de la Federación en el informe de la Cuenta Pública del 2016 y forma parte del expediente abierto en el 2017 por la trama de sobornos de Odebrecht. Fue también materia de discusiones en el Consejo de Administración de Pemex.

¿Qué tiene que ver Jiménez Espriú con todo esto? El nombre del exsecretario de Comunicaciones y Transportes, en relación con Odebrecht y esta alianza non sancta con Idesa apareció por primera vez en junio del 2018. Fue en el tercero de los debates presidenciales, cortesía de José Antonio Meade, “en el tema de Odebrecht, la pregunta no debería ser para mí, Ricardo (Anaya). Debería ser para Andrés Manuel, porque el socio de Odebrecht en México es la familia de Jiménez Espriú”, dijo Meade.

En ese momento, el obús iba dirigido contra López Obrador. Jiménez Espriú dio un paso adelante para atajarlo y concedió algunas entrevistas para explicar la situación. Reconoció que era consejero de Idesa y que participó en el consejo en el que se aprobó la alianza en la que la firma mexicana se quedaba con 25% de la sociedad, donde Odebrecht tendría 75 por ciento. El ingeniero dijo también que recibía una remuneración por su labor como consejero de Idesa y también dejó claro que su esposa, Elisa Margarita Gutiérrez Saldívar, era accionista de la empresa, fundada por Pascual Gutiérrez hace seis décadas. El paquete accionario de la esposa del exsecretario equivale a 5 o 6% de las acciones de la compañía mexicana, según declaró el entonces colaborador cercano a Andrés Manuel López Obrador. En el 2018 explicó que no supo de los detalles del acuerdo, porque esos se vieron en el Consejo de Braskem Idesa, del cual no formaba parte.

Los detalles del acuerdo eran relevantes entonces, pero son cruciales ahora. Forman parte de la primera tanda de acusaciones de Emilio L. El daño patrimonial causado a Pemex tiene que ver con lo que Gertz Manero llamó “privilegios en los precios de los insumos”. Pemex cambió la fórmula del precio de etano para beneficiar a Etileno XXI y se le vendió con un descuento de 30 por ciento. Gana Braskem Idesa, pierde Pemex. Fue un contrato “diseñado para el saqueo”, como lo califica la revista Proceso. Benefició a Odebrecht, pero también a sus socios mexicanos, entre ellos a la familia Gutiérrez Saldívar.

¿Cuánto sabe de estos contratos Jiménez Espriú? Es una cuestión clave y vale la pena saber si habló del tema con el presidente. ¿Es este vínculo con la trama Odebrecht-Lozoya la causa de su renuncia a la SCT? Todo depende del color con que se mire. La carta de renuncia está fechada el 17 de julio, el mismo día que Emilio L. llegó a México. ¿Ustedes creen en las coincidencias?

Menú de accesibilidad