Los economistas del Presidente

enrique-campos1

Enrique CamposLa Gran Depresión

El cambio en el estado de ánimo de Arturo Herrera, fue lo primero que notaron las redes sociales, ahora que deja la Secretaría de Hacienda

El cambio en el estado de ánimo de Arturo Herrera, fue lo primero que notaron las redes sociales, ahora que deja la Secretaría de Hacienda.

Cuando en el verano del 2019 el presidente Andrés Manuel López Obrador designo a Herrera en sustitución de Carlos Urzúa, quien había tronado contra la 4T por el mal manejo presidencial de la economía, al nuevo titular de Hacienda se le veía una cara de espanto, auténticamente el hombre quería llorar.

Ahora que le pasa el paquete a Rogelio Ramírez de la O su cara es otra. La sonrisa le volvió al rostro y se veía aliviado.

López Obrador anunció que Herrera “va a ser” el próximo gobernador del Banco de México, ahora que en diciembre de este año concluya el plazo de Alejandro Díaz de León.

Y hace bien el propio Herrera en atajar a su jefe cuando dice que eso depende de una mayoría absoluta en el Senado. Claro que López Obrador sabe que la tiene y que manda sobre esos legisladores, pero siempre es bueno, al menos para la foto, respetar la división de poderes.

Herrera cumple con los requisitos del Artículo 39 de la Ley del Banco de México para ser el gobernador, lo que es lamentable es su promesa de lealtad, como hasta hoy, al Presidente.

Así que, no hay duda de que Arturo Herrera recibirá el 2022 despachando en la oficina central del Banco de México. De lo que hay duda es de cómo se llevará con su ex subordinado Gerardo Esquivel con quien dicen los chismes de Palacio no acabó muy bien la relación.

Pero lo que sí es una realidad es que el nuevo secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O, va a llegar con las manos amarradas a la dependencia.

Ya tiene sobre su escritorio ese largo catálogo de órdenes dictadas por alguien que, no solo no tiene los conocimientos técnicos mínimos para entender la economía, sino que tampoco ha mostrado alguna dosis de sentido común.

Como Moisés cuando bajó del Monte Sinaí con las tablas de Los diez mandamientos, así López Obrador recibe a Ramírez de la O con sus propios mandamientos:

No subirás los impuestos, aunque las finanzas públicas lo necesiten. Honrarás la promesa de no incrementar los precios de los combustibles, aunque hoy estén más caros que nunca. No endeudarás al país, aunque se haya incrementado enormemente la deuda sin ayudar a la gente en la pandemia.

Aumentarás las pensiones a los adultos mayores y a los ninis, aunque los ingresos no alcancen. Respetarás la voluntad del líder de que no se devalúe el peso frente al dólar. Y la más importante, honrarás al presidente López Obrador sobre todas las cosas.

Ramírez de la O conoce muy bien a López Obrador, quizá sepa cómo capotearlo para que se aplique una política fiscal correcta y que desde las mañaneras el Presidente pueda convencer a su feligresía que ha cumplido con todas sus promesas de campaña.

Total, si alguien le cree a López Obrador que su política económica ha dado muy buenos resultados seguramente le pueden creer cualquier cosa.

  • Herrera cumple con los requisitos del Artículo 39 de la Ley del Banco de México para ser el gobernador, lo que es lamentable es su promesa de lealtad, como hasta hoy, al Presidente.
  • Ramírez de la O conoce muy bien a López Obrador, quizá sepa como capotearlo para que se aplique una política fiscal correcta y que desde las mañaneras el Presidente pueda convencer a su feligresía que ha cumplido con todas sus promesas de campaña.
Menú de accesibilidad