La derrota de Trump

leopoldo-gomez2

Leopoldo GómezTercer Grado

Empeñado en conseguir financiamiento para el muro, Donald Trump jugó a las vencidas con los demócratas, y perdió. Al rechazo de la oposición, se sumaron las críticas en la opinión pública e incluso las divisiones en su propio partido. Si bien la guerra no ha concluido, el acuerdo de Trump para reabrir el gobierno sin un solo dólar para su causa es su peor derrota política como presidente.

Empeñado en conseguir financiamiento para el muro, Donald Trump jugó a las vencidas con los demócratas, y perdió. Al rechazo de la oposición, se sumaron las críticas en la opinión pública e incluso las divisiones en su propio partido. Si bien la guerra no ha concluido, el acuerdo de Trump para reabrir el gobierno sin un solo dólar para su causa es su peor derrota política como presidente.

El cierre del gobierno fue una decisión impopular que ya le pasó factura a Trump. Hace dos años, cuando tomó posesión como presidente, tenía una aprobación de 45%, de acuerdo con el tracking de Gallup. Para el 10 de enero, según esta encuestadora, su popularidad había caído a 37%. Sin embargo, todavía el apoyo republicano se mantenía sólido, en niveles cercanos a 90%.

Encuestas más recientes, como la de Associated Press del miércoles pasado, ya registraban una pérdida de apoyos, incluso entre republicanos. Tal vez por ello, en las últimas votaciones sobre el presupuesto en el Senado, seis republicanos abandonaron la exigencia de dinero para el muro y se sumaron a la propuesta demócrata.

Al costo de alargar el conflicto, usando como rehén a su gobierno, ahora podría sumarse el de echarse para atrás. Y es que, para su núcleo duro, el muro es una causa que no admite concesiones; de ahí que, tras el anuncio de la reapertura, varios comentaristas afines a Trump se volcaron agresivamente en su contra.

Ann Coulter, comentarista conservadora muy reconocida, dijo que Trump había rebasado a George W. Bush como el presidente más “debilucho” de Estados Unidos. Frente a estos cuestionamientos y otros similares ventilados en Fox News, Trump tuiteó que esta cadena es incluso peor que CNN y NBC.

Si el fracaso de no haber conseguido recursos para el muro y la decisión de echarse para atrás debilitan el vínculo de Trump con al menos parte de su base, las perspectivas para su reelección se complicarían enormemente.

Todavía queda por ver cuál será el costo de este lance en su base. Habrá que esperar las encuestas de esta semana. En cualquier caso, nunca hay que subestimar a un presidente que ha demostrado su capacidad para salir, por las buenas, pero sobre todo por las malas, de situaciones así de adversas.

  1. ¿Una mala semana para la 4T?

    Pésima semana para la 4T, a decir de algunos columnistas. A las protestas por el recorte de fondos en las guarderías, se sumaron las críticas por los nombramientos en el Conacyt y las propuestas para la Comisión Reguladora de Energía

    Continuar leyendo