Grupo México sigue contaminando

victor-mendoza1

Víctor Mendoza LambertEl Serrucho

Grupo México tiene mucho que aportar en Sonora, pero también se ha convertido en quien aporta más veneno y desastre ecológico a sus tierras y mares. 

Ya les gustó Sonora para seguir derramando su veneno. Ahora fue en Guaymas donde se dio el problema. Nada que ver con lo sucedido en el Río Sonora hace 5 años, pero no deja de ser preocupante que una empresa de ese tamaño y con una supuesta calidad en sus controles de seguridad tenga tan peligrosas y delicadas fallas.

Grupo México tiene una historia de claroscuros en nuestro estado. Es generadora de poco más de 3 mil empleos directos tan solo en Buenavista del Cobre, en Cananea, y alrededor de 20 mil directos e indirectos en todo Sonora.

Es una empresa que su derrama económica hace que muchos pueblos de Sonora tengan vida propia; sus aportaciones en utilidades no tienen comparación alguna con empresa sonorense. Hasta 1,400 millones de pesos han repartido a sus trabajadores en lo que se llama utilidad anual. Ofrecen un eficiente servicio médico a sus empleados en las localidades donde se encuentran.

Pero, aquí está el pero, le siguen haciendo daño a Sonora, tanto en sus entrañas como ahora en aguas del Mar de Cortés.

De acuerdo a boletín generado por la empresa de Grupo México, fueron 3 (tres) metros cúbicos de ácido sulfúrico lo derramado; por supuesto lo aparecido en medios de comunicación se hizo en litros o sea tres mil, de ahí la diferencia.

El boletín ofrecido por la empresa sólo habla de la efectividad de la reacción ofrecida por la empresa, pero no dice nada del daño a la flora y fauna de la zona afectada.

De inmediato salió a informar que no hubo daño a persona alguna, cuando eso no se sabe aún, pues falta conocer el efecto que vaya a provocar en el área del derrame.

La empresa, me refiero a Grupo México, habla de “liberación” de 3 metros cúbicos, cuando liberar es algo programado. No se atreven a manejar el término “fuga”, que técnicamente fue lo que sucedió, todo ello genera desconfianza.

Así las cosas, ahora le tocó a Guaymas y a sus aguas ser los afectados.

Ya se comienzan a ver algunas reacciones, muchos peces muertos que se tendrá que investigar con detenimiento el origen de esa muerte.

En efecto, el volumen de la fuga del ácido nada tiene que ver con lo sucedido en el Río Sonora, cuando se derramaron algo así como 40 mil metros cúbicos de ácido sulfúrico. Hoy solo fueron tres según la misma empresa.

Veremos si las autoridades competentes hacen su trabajo y aplican las sanciones correspondientes y, sobre todo, hacen la investigación de la correcta cifra que se pudo haber fugado, no liberado. Pero lo más importante, Grupo México deberá tomar medidas más estrictas para evitar seguir haciendo tanto daño.

Pues, como bien sabemos, después de 5 años todavía existen muchos problemas por aquel derrame tóxico del Río Sonora.

Por lo pronto, podemos estar convencidos de algo, la empresa Grupo México tiene mucho que aportar en nuestro estado, me refiero a empleos y utilidades, pero también se ha convertido en quien aporta más veneno y desastre ecológico a nuestras tierras y ahora mares.

De ida

Para que no existan dudas Carlos Urzúa, exsecretario de Hacienda, ya dio nombres y es nada más y nada menos que el jefe de la oficina de la presidencia, Alfonso Romo, con el que se dieron principalmente las diferencias (aún no se sabe bien a bien cuáles) pero al menos ya dijo con quien.

Urzúa no entiende como Alfonso Romo, siendo de extrema derecha, esté tan cerca del Presidente. Lo describió como un hombre que oscila entre el Opus Dei y Los Legionarios de Cristo.

También habló de sus diferencias con Manuel Bartlett y lo que le dijo al presidente de lo que sucede en la CFE, y su titular no dice nada.

Todo indica que esta primer entrevista a la Revista Proceso será el inicio de una larga entrega de información privilegiada con la cual sale el exsecretario de Hacienda.

De vuelta

Y retomando esa información privilegiada, podemos entender que pronto conoceremos con certeza la repartición de esos millones de pesos que se hacen de forma directa a grupos vulnerables.

Seguramente que conoceremos esos absurdos de desaparecer proyectos que se cuestionaron como el de “estancias infantiles” y que después de meses no se encuentran a los niños fantasmas.

O qué mejor, saber cómo le van a hacer para seguir otorgando miles de millones de pesos cuando la recaudación cae de forma alarmante.

Definitivo, Carlos Urzúa buscará mantener su imagen pública en alto, aquí ya veremos si los agresores al exsecretario le siguen pegando duro o lo dejan en paz para que ya no declare más. Creo que me quedo con lo segundo.

Aserrín

Pues nada, aún no se ve que Alejandro Ezquer Verdugo tenga algún interés por Sonora. Después de que su jefe Lopez Obrador lo incluyera en la lista de los aspirantes al 2021 aún no dice esta boca es mía.

Por lo mismo, más que  Alejandro Ezquer tenga alguna aspiración, lo que vimos fue un freno para Alfonso Durazo, al que le dijeron que no está solo en las aspiraciones de Sonora. La pregunta es… ¿de parte de quien?

 

Víctor Mendoza Lambert director de Grupo Entre Todos

Twitter: @VictorMendozaL


Menú de accesibilidad