Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

Famsa, Aeroméxico y 22.6 millones de informales… además del Covid-19

luis-miguel-gonzalez1

Luis Miguel GonzálezCaja Fuerte

Para el caso mexicano está claro que Aeroméxico no es la única empresa en serios problemas, ni en su rubro, ni en el sector turismo

Hay días en que duele todo el cuerpo. El 30 de junio fue uno de ellos. Muy tempranito, a las 6:34 de la mañana, el Inegi nos despertó con la publicación de la encuesta de ocupación y empleo: en mayo, el desempleo se redujo, milagrosamente, pero eso no significa que las cifras laborales trajeran buenos augurios. En un mes, se incrementó en 1.9 millones el número de personas que están en la informalidad. Ya son 22.6 millones. Supimos también que 30% de la población ocupada está subempleada. Esto es casi cuatro veces mayor que hace un año. El dato se refiere a gente que tiene chamba, pero está trabajando menos de lo que quisieran, por razones de mercado.

Con esos datos y a unas horas de la entrada en vigor del T-MEC, podríamos suponer que sería una jornada dedicada a asomarse a la ventana de lo laboral. Después de todo, es uno de los capítulos más relevantes del nuevo acuerdo comercial con Estados Unidos y Canadá, por las nuevas obligaciones que implica para México, entre ellas la implantación plena y generalizada de la democracia sindical y la abolición del trabajo infantil. A partir del 1 de julio, la vida laboral de México será vigilada con lupa y evaluada por sinodales estadounidenses. Un ejemplo de esta nueva realidad es la presión de congresistas de Estados Unidos para la liberación de Susana Prieto Morones, una abogada y activista sindical que fue arrestada en Tamaulipas el 8 de junio.

Ayer 30 de junio, se dio a conocer una carta firmada por 59 legisladores de Estados Unidos en los que piden a Mike Pompeo, secretario de Estado, su gestión para una liberación inmediata. Al norte del río Bravo es casi una heroína. Aquí es una persona que ha recibido poca atención mediática. Se le relaciona políticamente con Napoleón Gómez Urrutia.

Un día intenso en lo laboral, con un final inesperado, dedicado a corporaciones emproblemadas. A las 6:45 de la tarde, Aeroméxico notificó que ha entrado en capítulo11 en Estados Unidos. Esto es un procedimiento administrativo legal en que se declara en suspensión de pagos, en busca de una salida ordenada a sus problemas financieros. Tiene pasivos de 116,000 millones de pesos y enfrenta un shock de demanda. En una situación muy parecida se encuentran dos aerolíneas gigantes de América Latina: Avianca y LATAM.

Para el caso mexicano está claro que Aeroméxico no es la única empresa en serios problemas, ni en su rubro, ni en el sector turismo. La semana pasada, Grupo Posadas no pagó los intereses de un bono de 59 millones de dólares y también se acogió al capítulo 11. ¿Quién sigue?

ETOE, Aeroméxico… esto no se acaba hasta que se acaba. A las 7:05 de la tarde, las autoridades hacendarias anunciaron la liquidación de Banco Famsa. Se trata de la primera decisión de ese tipo desde el 2014, cuando se puso punto final al Banco Bicentenario. Famsa no implica riesgo para el sistema bancario porque representa menos de 0.4% del total del sistema y porque no tiene operaciones muy relevantes con otras instituciones bancarias, enfatizó Juan Pablo Graf, presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores. Tampoco es una víctima del Covid-19, porque sus problemas serios fueron detectados desde agosto del año pasado. El regulador describe un banco donde el gobierno corporativo no funcionaba; una institución donde sus accionistas se autoprestaron recursos equivalentes a más de 100% del capital del banco.

El cierre de Banco Famsa pone fin a la aventura financiera de un destacado grupo empresarial regiomontano, ¿qué pasará con sus operaciones comerciales? Tiene 357 tiendas en México y 22 en Estados Unidos. Emplea a 20,574 personas, ¿qué pasará con sus puestos de trabajo? Al final, todo está relacionado. Los problemas del mercado laboral y los de las corporaciones. Además, tenemos el Covid-19, ¿qué más falta? Llamen al profesor Van Helsing.

Menú de accesibilidad