Congreso de quinta para ‘la Cuarta’


carlos-marin1

Carlos MarínEl asalto a la razón

La nueva legislatura federal nace con la marca de la desvergüenza:

La nueva legislatura federal nace con la marca de la desvergüenza:

A coro, los diputados de Morena tuvieron la desfachatez de sabotear el mensaje de la priista Claudia Ruiz Massieu con la vileza de enumerar a los 43 de Ayotzinapa, pese a ser ellos (perredistas y protomorenistas de entonces) quienes gobernaban Iguala y Guerrero al ocurrir la matanza.

Y antier, como gusanos en la sopa de la escandalosa pero constitucional licencia al verde Manuel Velasco para suplirse a sí mismo como gobernador “sustituto” (a nadie se le puede obligar a hacer lo que no quiere o que el favorecido “legislara” y votara durante tres tristes meses), luego de que el Senado la aprobó, el mercachifles PVEM (que con el PRI de alcahuete asesinó el espectáculo familiar de los circos) cedió a la fracción morenista cinco de sus diputados (uno de estos el timador que se hizo pasar por “indígena”), usando esta vez el chantaje y el flagelo del cáncer para dizque sacar adelante bondadosas iniciativas.

De vómito, pues, el alumbramiento del Congreso de la cuarta transformación.

  1. Gran pendiente de González Pérez

    Hace bien Luis Raúl González Pérez en insistir en que la PGR satisfaga los pendientes de la investigación sobre el caso Iguala contenidos en la CNDH que preside y demandar se le haga caso a la institución para que el profesor de educación física Erick Uriel Sandoval Rodríguez, con quien se cometió la confusión atroz de consignarlo como si fuera el delincuente apodado La Rana, sea liberado.

    Continuar leyendo

  2. A la mayoría de Morena no se le da

    La mayoría de Morena en la Cámara de Diputados no puede presumir de sentido común: primero impuso el descocado punto de acuerdo para suspender las evaluaciones docentes que ordena la ley que protestó cumplir, exhibiendo su incapacidad para presentar una iniciativa de reforma educativa.

    Continuar leyendo