“Era un hombre que valía mucho”: Salvador Escobar cuenta los inicios de Vicente Fernández
Foto de EFE

Salvador Escobar, decano de la locución, apuntó que el cantante Vicente Fernández, quien murió el pasado domingo a los 81 años de edad en la ciudad de Guadalajara, era un “hombre que valía mucho“, no solo como artista, sino como persona.

El también colaborador del programa de Joaquín López-Dóriga en Radio Fórmula contó los inicios del Charro de Huentitán‘ en la llamada Caravana Corona, gira en la que también se presentaban artistas de la talla de Germán Valdés Tin Tan, Yolanda Montes ‘Tongolele’, Johnny Laboriel, Fannie Kauffman Vitola, las hermanas Huerta, entre otros.

Mi corazón, mi alma y todo mi cuerpo están al borde de la desesperación y sobre todo la tristeza que se va un hombre que valía mucho, no solo artísticamente sino como persona”, dijo.

Escobar detalló la forma en que llegó Vicente Fernández a la caravana, que visitaba ciudades a lo largo y ancho de la República Mexicana.

“Estábamos en Guadalajara trabajando y se me acercó Guillermo Vallejo, el hombre responsable de la caravana, y me dijo ‘ahí te dejo un charrito, lo metes cuando puedas’. Y de repente se me acercó un charro bien vestido, con una vestimenta hermosísima y me dijo  ‘Salvador, a qué hora me toca a entrar’, y le dije ‘me va a dar oportunidad de que yo prepare a la gente para decirles que está aquí un paisano de ellos, que va a cantar y lo va a hacer de forma estelar'”, contó.

“Como que no le gustó, como que se puso triste. Pero cuando lo presenté  la primera y la segunda canción, las cantó con micrófono. Pero en total cantó 20 canciones sin micrófono. La voz perfecta. El público estaba ilusionado con un artista nacido en Guadalajara”, agregó.

El decano de la locución detalló que Vicente Fernández llegó a trabajar hasta seis turnos al día, entre los que incluía trabajar toda la noche para conseguir su sustento.

Era el tipo más sencillo del mundo, llegó muy humilde sabiendo que estaba empezando prácticamente su carrera. Había trabajado en centros nocturnos, trabajaba diario seis veces pero él quería ser artista en la caravana y me tocó ser partícipe de ese inicio”, expresó.

La muerte del cantante mexicano ‘Charro de Huentitán’ pone fin a la época dorada de la música ranchera, un género musical que trasciende lo puramente artístico para expresar una manera de sentir la vida.

Fernández, quien murió este domingo tras varios días internado en un hospital, era uno de los mejores interpretes de la canción popular mexicana, poseedor de una portentosa voz que trufaba con agudos y melismas.

La partida de Vicente Fernández, criado en ranchos y admirador de los caballos, deja un inmenso repertorio de temas que él interpretaba ‘a grito herido’ y una herencia vocal a varios de sus hijos, especialmente Alejandro Fernández, “El Potrillo”.

Con información de López-Dóriga Digital