Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

Remdesivir reduce tiempo de recuperación por COVID-19, concluye NEJM

Remdesivir reduce tiempo de recuperación por COVID-19, concluye NEJM - Paciente con COVID-19 en hospital. Foto de EFE
Paciente con COVID-19 en hospital. Foto de EFE

Estudio clínico de The New England Journal of Medicine concluyó que el Remdesivir reduce el tiempo de recuperación por COVID-19 en adultos

Un ensayo elaborado por The New England Journal of Medicine concluyó que el Remdesivir reduce el tiempo de recuperación por COVID-19 en adultos hospitalizados.

Se trata de una terapia experimental que empezó a desarrollarse en 2009 y se puso a prueba con pacientes de ébola a mediados de la década pasada.

El estudio de NEJM contó con la participación de mil 62 pacientes de coronavirus, con evidencia de infección del tracto respiratorio inferior, de los cuales 541 fueron tratados con Remdesivir y 521 con placebo.

 

Foto de CNN

 

Aquellos atendidos con la droga experimental recibieron el primer día una dosis de 200 mg, después tomaron 100 mg diarios durante un máximo de nueve días.

El placebo también fue suministrado durante diez días.

Los resultados arrojaron que con el Remdesivir, los pacientes tuvieron un tiempo promedio de recuperación de 10 días, mientras que con el placebo tardaron 15 días.

El ensayo clínico también registró “acontecimientos adversos graves” en 131 de los pacientes tratados con la droga experimental y en 163 de los tratados con placebo.

 

 

Remdesivir como tratamiento contra COVID-19

Estados Unidos autorizó en mayo el uso del Remdesivir para tratar a enfermos de COVID-19, a quienes se les administra vía intravenosa.

Recientemente, su uso volvió a ser noticia al ser suministrado a Donald Trump, luego de que fuera internado en el hospital militar Walter Reed tras dar positivo a la enfermedad.

En México, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) es la encargada de autorizar los tratamientos contra el COVID-19 y cualquier otra enfermedad.

En septiembre pasado, el subsecretario y vocero de la pandemia en el país, Hugo López-Gatell, reiteró que hasta el momento, en el mundo, no existe un tratamiento específico para COVID-19.

Señaló que por la experiencia en otras epidemias, no necesariamente se logra una solución farmacéutica durante el transcurso de la enfermedad, pero sí hay descubrimientos que se retoman para desarrollarse tiempo después.

Respecto a los tratamientos utilizados para contrarrestar la enfermedad, López-Gatell dijo que hay varios productos herbolarios para modificar la capacidad de respuesta del sistema inmune, en algunos casos para disminuir el daño inflamatorio y en otros para potencializar la respuesta dirigida a neutralizar el virus.

Pero apuntó que es necesaria una ‘solidez científica’ para que la Cofepris les otorgue la autorización sanitaria.

Apenas este 8 de octubre, la Secretaría de Relaciones Exteriores informó la participación de México en ensayos clínicos de tratamientos contra COVID-19, desarrollados en Alemania y Corea del Sur.

El tratamiento del Instituto Max Planck de Alemania se basa en componentes de la planta ajenjo dulce (artemisa annua), mientras que el Instituto Pasteur de Corea del Sur estudia los fármacos mesilato de nafamostat y mesilato de camostat.

Con información de López-Dóriga Digital

coronaviruscovid-19remdesivirThe New England Journal of Medicine
Menú de accesibilidad