Ya pasó a otro nivel

joaquin-lopezdoriga1

Joaquín López-DórigaEn Privado

Aquí, tratando de ver entre la niebla. Florestán

Aquí, tratando de ver entre la niebla.
Florestán

Después de que el presidente Enrique Peña Nieto cancelara, la noche del pasado miércoles 25, la visita a Donald Trump, el martes 31 en la Casa Blanca, el viernes 27 supimos, vía comunicado de Los Pinos, que habían hablado por teléfono durante una hora en forma constructiva y productiva, incluyendo la importancia de la amistad entre nuestras naciones y la necesidad de que nuestros países trabajen juntos para detener el tráfico de drogas y el flujo ilegal de armas. Y que sobre el muro reconocieron sus claras y públicas diferencias en este tema tan sensible, del que ya no hablarían públicamente, y que sus respectivos equipos continuarían las conversaciones de cara a la amplia agenda bilateral.

Y con eso, más dos declaraciones del canciller Luis Videgaray, nos quedamos, hasta que ayer por la mañana, Dolia Estévez, en Washington, declaró a Carmen Aristegui que la conversación del viernes fue muy ofensiva, donde Trump humilló a Peña Nieto.

Esta declaración fue desmentida con una carta de la SRE dirigida a la periodista, descalificando su nota por estar basada en absolutas falsedades y con evidente mala intención y que sus afirmaciones sobre la conversación no corresponden a la realidad de la misma.

Pero a este desmentido siguió una filtración del primer círculo de Trump. Uno de los suyos entregó a un reportero de la agencia AP, según esta publicó, un fragmento de lo que presentó como parte de la transcripción de la grabación de la llamada de los presidentes, párrafo que entrecomilló y en el que, según la misma versión, Trump habría dicho a Peña Nieto: Ustedes tiene muchos bad hombres allá y ustedes no están haciendo lo suficiente para detenerlos. Yo creo que su Ejército está asustado, el nuestro no, entonces estaría considerando mandarlos allá, (a México) para que se ocupen de ellos.

Este reporte de la agencia AP también fue desmentido por la Secretaría de Relaciones Exteriores y en forma simultánea, por el vocero Eduardo Sánchez, quien declaró a Carlos Loret en Radio Fórmula que nunca existió esa amenaza por parte de Trump, es algo absolutamente falso, dijo.

Estamos ante el momento más delicado de la presidencia de Enrique Peña Nieto. Y no es por darle crédito a la versión, que su gobierno desmintió, sino a la filtración de un integrante del primer equipo de Trump que mostró a un periodista parte de la versión taquigráfica de la grabación de la conversación telefónica del viernes entre ambos.

La crisis de relación pasó, ayer, a otro nivel.

Se acabaron las buenas formas.

Aunque Trump saliera a desmentirlo, anoche ya lo hizo la Casa Blanca, el daño ya se hizo y han dejado ver hasta dónde están dispuestos a llegar para agravar esta crisis, dañar la relación y golpear a México y a su presidente.

Lo grave, más allá de lo cierto o no, es la filtración de parte de una conversación privada, confidencial, entre dos jefes de Estado.

Por eso reitero que esto ya pasó a otro nivel.

Nos vemos mañana, pero en privado

[email protected]
Twitter: @lopezdoriga
Web: lopezdoriga.com