Y… piden que la PGR informe sobre jueces

RubenCortes

Rubén CortésCanela fina

El pleito del presidente López Obrador con jueces y magistrados no es por dinero, es por la necesidad de someterlos para tener el poder absoluto

El Poder Judicial está viviendo el derecho de los ahorcados al pataleo: no soportará la ofensiva del Presidente más poderoso y popular en la historia reciente, quien les dice a diario que “se rayan” con altos sueldos, mientras el pueblo es pobre.

Su más reciente vuelta de tuerca fue decir, ayer, que sólo ganan menos que Trump.

El presidente de Estados Unidos, que percibe un equivalente a 8.1 millones de pesos al año (400 mil dólares), una asistencia de 50 mil  dólares (1.1 millones de pesos), otra de 100 mil 000 dólares para viajes (dos millones de pesos), más 19 mil dólares (385 mil pesos).

En suma, gana 569 mil dólares al año: el equivalente a 11.5 millones de pesos. Y, según el presidente de México, los ministros de nuestra Corte ganan casi igual. Muchísimo dinero. Sin embargo, cuando se comparan dineros, siempre es un… lío.

¿Deben ser revisados los salarios en el Poder Judicial? Depende del prisma a través del cual se mire. Por ejemplo, a criterio de la secretaria de Gobernación del Presidente, son justos. Explica Olga Sánchez Cordero:

Los defensores públicos ganan 80 mil pesos mensuales. ¿Es mucho? ¿para quién? Para llevar juicios bien, donde no haya corrupción donde no les estén pidiendo a sus defendidos para las copias, para la torta, no les piden porque ellos cuidan sus puestos. Se capacitan, quién dice que es mucho o poco. Lo dice el mercado de profesiones”.

De hecho, ella misma goza de un robusto retiro (además de su sueldo como secretaria de Estado):

—25 mil pesos cada 30 días por concepto de jubilación por parte del ISSSTE, y recibe apoyos en gastos de alimentación sin límite establecido.

—Aguinaldo de alrededor de 344 mil pesos, pago de telefonía celular, un seguro de gastos médicos mayores y personal de ayudantía pagado por el Estado y designado por la SCJN.

—Dos vehículos que son sustituidos cada cuatro años “o antes si es necesario” y les son pagados los arreglos de los coches “si el costo resulta elevado en proporción al valor del vehículo”.

—En caso de fallecimiento, su cónyuge y sus hijos tendrán derecho al 50 por ciento del haber del retiro.

Pero el choque entre el Presidente y la Corte no es por dinero: es porque el régimen político que pretende establecer el Presidente (de poder unipersonal) necesita que el Ejecutivo absorba a los poderes Legislativo (que ya lo controla) y el Judicial (que está por tenerlo).

Por eso su partido pidió a la PGR que le informe en secreto sobre “presuntos actos de corrupción, algunos vinculados con la delincuencia organizada” cometidos por jueces y magistrados.

O sea, se doblan…

O los doblan.