¿Y el Sistema Nacional Anticorrupción?


jose-fonseca1

José FonsecaCafé Político

Hasta el más desmemoriado recuerda que el discurso de la campaña de todos, incluido de los ganadores, fue la convocatoria emocionada a combatir la corrupción, bandera que, sin duda, caló en el ánimo de los votantes.

Hasta el más desmemoriado recuerda que el discurso de la campaña de todos, incluido de los ganadores, fue la convocatoria emocionada a combatir la corrupción, bandera que, sin duda, caló en el ánimo de los votantes.

Llama la atención que de la llamada “casa de la transición” salgan a diario incontables informaciones, sugerencias, propuestas y anuncios de programas de políticas públicas del próximo gobierno y no haya una palabra sobre el sistema nacional anticorrupción.

No es por intrigar, pero alguien ahí debe recordar que las rencillas preelectorales impidieron que se consolidara el mejor esfuerzo institucional que se ha realizado contra la corrupción. Y saber que lo encabeza un comité de ciudadanos.

Nadie cerrará la puerta que abre Morena

La bancada morenista del Senado, enmascarada como del PT, propuso en la Comisión Permanente rebajar en 50 por ciento el dinero que el INE entrega a los partidos políticos. Y muchos aplaudieron.

Es posible que sea demasiado el dinero a los partidos, pero, si se cierra la fuente de financiamiento público a los partidos, se abre la puerta de financiamiento con dinero negro, como en la Colombia de 1995.

Claro también se abre la puerta para que prácticamente secar las fuentes de dinero público a todos los partidos de oposición. También a Morena, me dicen. Sí, pero Morena estará en el gobierno. Así cualquiera es austero.

JLP, ¿el último Presidente de la Revolución?

Alguien dijo que quienes mantienen un escritorio bien ordenado, no saben el placer que se experimenta cuando se encuentra algo que se creía definitivamente perdido. Así ocurrió al encontrar viejas notas periodísticas, entre ellas una declaración del expresidente José López Portillo.
Cuando ya percibía las primeras incursiones del neoliberalismo de los años ochenta, el impulsado por Ronald Reagan y Margaret Thatcher,
declaró: “… es muy posible que yo sea el último presidente de los gobiernos de la Revolución Mexicana”.
Lo demás es historia. Cada quien tendrá su opinión sobre la verdad de aquella aseveración, pero quienes así lo crean, podrían también llegar a la conclusión de que eso se corregirá en 2019. Ese es el viejo presidencialismo del que se ha hablado en este espacio.

NOTAS EN REMOLINO

Buena selección la de Juan Ramón de la Fuente como embajador del próximo gobierno en la ONU. Ya conoce los vericuetos de la complicada burocracia internacional de las Naciones Unidas… Difícil se veía que no fuera elegido coordinador de los poquísimos senadores priístas el exsecretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong… Los que, aunque ven llover no sacan el paraguas, son los del grupo de Ricardo Anaya, están dispuestos a no soltar ninguno de los espacios que se aseguraron tener cuando se hicieron del control del PAN. Lástima que por su rijosidad vayan a hacer trizas al partido… ¿De verdad creyó Dolores Padierna que su reciente incorporación a Morena iba a valerle coordinar a los diputados de esa bancada?… La ex dirigente nacional del PRI y ex gobernadora de Yucatán Dulce María Sauri afirma que el partido no mantuvo la distancia del Presidente Peña. Ah, la desmemoria. ¿No fue ella quien, al perder la elección del 2000 acudió a Los Pinos a entregar su renuncia? No fue aceptada, pero no la presentó ante los órganos del partido… Mucha preocupación porque ya empezaron en Querétaro capital los cobros de derecho de piso. ¿Pues qué pasó?…


  1. Primera llamada: cinco semanas, cinco

    Por considerar que la hegemonía política sobre los gobernadores ha quedado clara, el presidente electo Andrés Manuel López Obrador terminó su “gira de agradecimiento” y atenderá tareas de política legislativa y administrativa.

    Continuar leyendo