Minuto a Minuto

Entretenimiento Carol Burnett inmortaliza sus huellas en el Paseo de la Fama de Hollywood
Carol Burnett estampó sus manos y sus pies sobre el cemento de la entrada del famoso Teatro Chino de Los Ángeles
Nacional Gobierno de Sheinbaum apostará por la ciencia al elevar al Conahcyt a secretaría: Rosaura Ruíz
Rosaura Ruíz Gutiérrez manifestó que el Conahcyt "se quedó chiquito" para lo que buscará el gobierno de Sheinbaum, por lo que el organismo se elevará a secretaría de Estado
Nacional Bárcena subraya que México requiere “una enorme labor de restauración” ambiental
Alicia Bárcena declaró que el país requiere "una enorme labor de restauración" para combatir la crisis del agua
Nacional Consejería Jurídica de Presidencia trabajará con ética y alta capacidad técnica: Ernestina Godoy
Ernestina Godoy Ramos será la próxima titular de la Consejería Jurídica de la Presidencia a partir del 1 de octubre
Nacional Bienestar, agua y producción de alimentos serán las prioridades de la agricultura en México: Julio Berdegué
Julio Berdegué Sacristán detalló las prioridades que tendrá la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural a partir del 1 de octubre

Más de 2 billones de streams (veces que se reproduce una canción) en Spotify se necesitan para igualar las ventas que tuvo el álbum de Taylor Swift en una semana. 

Primero entendamos qué es Spotify: una plataforma de streaming de audio, en otras palabras, es un programa en el cual podemos escuchar cualquier cantidad de música sin necesidad de comprarla o descargarla. Sólo necesitamos una computadora, tablet o teléfono, una conexión a internet y, si se quiere, una cuenta con mejores características y sin anuncios por un pago de 99 pesos al mes. Una de sus versiones mercadológicas es la de alejar a las canciones de descargas de archivos mp3 y otros similares, presumiendo que los usuarios preferirán escuchar y usar su plataforma en lugar de descargar piratería.

Entendido esto, podemos apuntar que el servicio de Spotify fue creado por el mismo que concibió Napster, la primera plataforma conocida en Internet para la descarga de canciones “gratuitamente” (piratería en la red), mismo que apareció en la película La Red Social protagonizado por el actor Justin Timberlake. Con el paso de los años, demandas y más problemas fue cocinando una idea tan innovadora como ventajosa para tener a casas discográficas y artistas de su lado y no en contra; como fue con el grupo Metálica, que por cierto ya los podemos escuchar en Spotify. 

Para no hacer el cuento largo, Spotify paga entre 0.0006 y 0.0084 centavos de dólar a los artistas o dueños de la música por stream. Eso sale a relucir últimamente por la polémica de la salida de Taylor Swift de esta plataforma musical justo cuando tiene el mayor número de ventas en una semana desde que Eminem lo hiciera hace 12 años. Más de 1.2 millones vendidos en tiendas como Target, en una de las cuales Swift apareció subiendo fotos y videos a sus redes sociales promoviendo su álbum. 

Lo crítico aquí es que mientras muchos escucharon y crearon playlists de Taylor Swift en Spotify, de la noche a la mañana han dejado de tener esa opción y se han tenido que conformar con Playlists promovidas por Spotify con nombres como “mientras no esta Taylor” o ir a la tienda favorita iTunes a comprar el nuevo álbum y las canciones pasadas sin las que pueden vivir. Sonaría a que mientras estuvo en Spotify fue escuchada y por lo tanto beneficiada, no como quisiera, pero seguramente con una buena remuneración dado el calibre de seguidores con los que cuenta. Y ahora que se va y se ha creado una necesidad, sus más asiduos fans irán tras sus canciones y álbumes a la tienda ¿Y qué pasará cuando regrese? Spotify al igual que Youtube son las primeras opciones para escuchar a un artista, o para no olvidarlo. El capricho reside en cautivar al cliente y después llevarlo a donde te plazca, pero para hacer esto necesitas un buen producto y un buen publicista como el de Taylor. 

Podemos decir que Spotify beneficia a los artistas con sus canciones antiguas y a las canciones que uno no compraría, pero que sí son una especie de gustos culposos. Si eres un artista de renombre y top en ventas, la plataforma para ti es iTunes y las tiendas tradicionales pues tus fans tendrán el dinero y la motivación para pagarlo. 

Mientras tanto, podemos encontrar la música de Taylor Swift en iTunes, CD y en otra plataforma de música en streaming llamada “Beats Music” (sólo disponible en Estados Unidos) pero perteneciente a Apple, mismo dueño de iTunes.