Y al final no tendré tiempo para nadie; ni para mí.
Florestán

Cuenta José López Portillo en sus memorias que cuando designó secretario de Gobernación a su amigo Jesús Reyes Heroles, el 1 de diciembre de 1976, cometió un error: no era presidenciable al incumplir una fracción del 82 constitucional de no ser mexicano hijo de padres mexicanos por nacimiento, y por tanto carecía de la fuerza que le daba esa consideración, más como secretario de Gobernación, lo que asumió el subsecretario Javier García Paniagua, quien sí se veía presidente.

A la salida de Reyes Heroles, el 7 de mayo de 1979, en forma simultánea con Santiago Roel, de Relaciones Exteriores, y Ricardo García Sáinz, de Programación y Presupuesto, llegaron, respectivamente, Enrique Olivares Santana, Jorge Castañeda de la Rosa y Miguel de la Madrid, surgiendo dos precandidatos fuertes, Olivares y De la Madrid, que finalmente lo sucedería en Los Pinos.

El punto al que se refería López Portillo es el de la fuerza y funcionalidad que le da a un hombre en un cargo público ser considerado presidenciable.

Y es el caso de Manlio Fabio Beltrones, quien llega a la dirigencia de su partido reforzado por ese rol de precandidato, que es la gran diferencia de peso con César Camacho y todos sus antecesores juntos, lo que le da un espacio y una presencia, y hasta una fuerza política, de la que carecieron los otros.

La única decisión que no será suya, será la final, la del candidato presidencial del PRI que la tomará, directamente, Enrique Peña Nieto y de la que, en este momento, no se puede dejar fuera a nadie, como ya dijo, y donde aparecen: Osorio, Videgaray, Nuño, Meade, Eruviel, el mismo Manuel Velasco y el propio Beltrones, si ya no es árbitro, ha dicho.

Sí, está muy lejos, dicen y es cierto, la sucesión presidencial, pero ésta se sopesa todos los días en Los Pinos en un ejercicio solitario, pero las campañas han comenzado: López Obrador, Margarita Zavala, El Bronco. Y esto se registra en esa casa presidencial.

Por ahora, ninguno está fuera, todos están considerados.

Ya vendrán los días…

RETALES

1. REGRESO. Emilio Chuayffet ya está en su casa tras dos semanas hospitalizado entre el ABC y el Central Militar. El fin de semana fue dado de alta y el lunes reaparecerá al lado del presidente Peña Nieto en la ceremonia de inicio de cursos;

2. DESMEMORIA. A 20 años de distancia, Roberto Madrazo acusa a Ernesto Zedillo de haberle hecho mucho daño al PRI, y es posible. Pero olvida el que le ocasionó él mismo cuando se apoderó de partido y candidatura presidencial mandándolo a la tercera fuerza en 2006;

3. ¡Y AHORA! Ya dijo El Bronco en campaña lo que tenía que decir sobre Rodrigo Medina y la deuda que hereda de 60 mil millones de pesos. Ya habló con Luis Videgaray a ver cómo le ayuda. ¿Y ahora, qué sigue kimo sabi?

Nos vemos mañana, pero en privado

[email protected]
Twitter: @lopezdoriga
Web: lopezdoriga.com