Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

Salgamos a documentar

laura garza

Laura GarzaEnfoque Manual

Radcliffe Roye decidió ofrecer su ojo, su talento y sus redes sociales como plataforma para que mujeres de color expresen su repudio hacia las autoridades ante el más reciente caso de Breonna Taylor

Retratar en tiempos de crisis es una especie de terapia para los fotógrafos, porque es encontrar un tema que nos saque de nuestra casa, que nos ayude a mover las piernas y los brazos que se han quedado un poco paralizados por el temor de contagiarse al salir.

Los fotógrafos somos una especie de aventureros y de amantes del deporte extremo, al menos así lo piensa mucha gente, aunque claro también están los que prefieren ser lo más cautelosos posible para no correr riesgo o poner en peligro a los suyos, pero aun así, han salido a hacer fotos.

Vivimos en un momento de catarsis en muchos sentidos, en el tema social, político, personal y profesional. Todos y cada uno estamos experimentando de diferente manera el boom de información que nos llega por cualquier gadget o medio de comunicación.

Ahora que estamos limitados en actividades, sin duda prendemos la televisión, escuchamos el radio, leemos los periódicos, estamos en redes sociales y de alguna u otra manera, nos vamos enterando de lo que sucede allá afuera.

Entonces para quienes no estamos trabajando directamente para un medio, buscamos qué fotografiar porque así no nos sentimos ahogados y porque el mismo cuerpo no lo pide.

Pero también los distintos escenarios a los que estamos expuestos, nos hacen escuchar dentro del instinto de aventureros, gritos desesperados de muchas causas allá afuera que están listas para ser fotografiadas y divulgadas.

Algo positivo de estar siendo testigos y vivientes de esta pandemia, es que estamos siendo más conscientes de lo que está sucediendo allá afuera, al menos, lo creo.

Las muertes a causa del virus, suman y suman números, pero ya no sabemos si espantarnos y cerrar ventanas, o comenzar a adaptarnos a una realidad que nos obligará a ser más cuidadosos y respetuosos de los espacios.

Pero también se suman más muertes, números para algunos o para quienes llevan los contadores en medios impresos o en las propias instituciones, y no solo son una cantidad, sino que son mujeres, muchas, que están perdiendo la vida a causa de la cobardía y bestialidad de muchos hombres.

Alguna vez un fotoperiodista que conocí decía que uno no es ningún tipo de voluntario de la Cruz Roja para ayudar a las víctimas o a quien esté frente a nuestra lente pidiendo ayuda, porque primero había que ser fotógrafo, captar la escena con su crudeza y aspereza.

Ese siempre será un tema a discusión, sin embargo creo que cualquier persona que esté ejerciendo su profesión, nunca deja de ser un ser humano que si tiene la posibilidad de salvar una vida, el propio instinto lo hará hacer lo correcto.

Así los que han decidido a salir a las calles para ofrecer su trabajo visual como una plataforma para difundir sus causas, los gritos de ayuda y la indignación ante los feminicidios, actos raciales, violencia, entre tantos otros temas.

Esta serie de retratos que hoy les presento son del fotodocumentalista Radcliffe Roye quien radica en Brooklyn y se ha especializado en capturar historias y  voces que habitan en las calles con la tarea de que su trabajo ayude a despertar conciencias y vociferar sus causas.

 

Retrato de una mujer negra tomado con motivo del caso de Breonna Taylor. Foto de Radcliffe Roye

 

Él ha decidido ofrecer su ojo, su talento y sus redes sociales como una plataforma para que mujeres de color, expresen su repudio hacia las autoridades y gobierno de Estados Unidos ante el más reciente caso de Breonna Taylor.

Breonna fue asesinada brutalmente por seis agentes de la Policía Metropolitana de Louisville en Kentucky. De acuerdo al caso, estos agentes que iban vestidos de civil, hicieron una redada en su apartamento disparando más de 20 tiros y ella recibió ocho que la dejó tendida en el suelo y sin vida.

 

Retrato de una mujer negra tomado con motivo del caso de Breonna Taylor. Foto de Radcliffe Roye

 

Los agentes están libres, y hace unas horas uno de ellos fue acusado pero no por asesinato. ¿Entonces? Pues las protestas aumentan, jóvenes, hombres y mujeres deciden salir a las calles y clamar justicia, por ella y por todos los que han muerto a causa de maltrato y abuso de poder por el hecho de ser negros.

Eso es allá, pero es un interesante ejemplo que a muchos más fotógrafos que viven en México debe de salir a las calles a documentar lo que está pasando. Crear escenarios, ofrecer tu experiencia y tu capacidad de comunicar visualmente a quienes más necesitan ser escuchados.

 

Retrato de una mujer negra tomado con motivo del caso de Breonna Taylor. Foto de Radcliffe Roye

 

Hoy leía testimonios desgarradores de jovencitas y mujeres que han sido atacadas físicamente, violadas, acosadas y muertas, y los comentarios de distintos usuarios en redes sociales eran atroces.

En México también pasa, no solo es una protesta de mujeres feministas que salen a exigir la aprobación del aborto en todo el país, sino las que salen exigiendo justicia por haber sido tocadas, violadas, lastimadas y por las que han muerto a causa de policías y hombres inhumanos.

Es la muerte de Elmy quien fue asesinada por su exnovio y ex suegra, es Jessica agredida por un ignorante muchacho de apenas 18 años que la terminó matando, son alumnas violadas en las instalaciones de sus escuelas, son las mujeres que comparten sus casos en redes sociales al ser acosadas por choferes de taxis, son las que toman un taxi de la ciudad o privado y nunca regresan a casa, son las que salieron a trabajar y no llegaron porque las secuestraron porque las violaron y las tiraron en medio de la nada.

Son todas ellas las que deberían de ser causa suficiente para que las autoridades realizaran cambios drásticos y castigos rigurosos.

 

Retrato de una mujer negra tomado con motivo del caso de Breonna Taylor. Foto de Radcliffe Roye

 

Son las madres rotas, los y las chiquititas huérfanas, las abuelas envejecidas de dolor, son las jóvenes que por temor no han dicho nada, porque saben que serán juzgadas por el machismo social, son ellas las que hay que salir a fotografiar.

Alguien dirá ¿y para qué? Para crear documentos visuales que dejarán un rastro en la historia social de nuestro país, para eso somos fotoperiodistas y fotógrafos, porque creemos que nuestro trabajo servirá más adelante como piezas de rompecabezas para armar un pasado, un siglo entero.

 

Retrato de una mujer negra tomado con motivo del caso de Breonna Taylor. Foto de Radcliffe Roye

 

Los fotógrafos debemos creer en nuestro trabajo y en el valor que representa una imagen difundida, no por los Likes o seguidores, sino por el impacto en las conciencias allá afuera.

De eso se trata salir a fotografiar a las calles: documentar a los que callan.

Menú de accesibilidad