JOAQUÍN LÓPEZ-DÓRIGA OSTOLAZA

Perspectiva de mercados para el cuarto trimestre

Perspectiva de mercados para el cuarto trimestre


Durante el recién concluido tercer trimestre del año, los mercados accionarios de Estados Unidos continuaron con la fuerte racha alcista observada durante todo el año. Durante el trimestre, el Nasdaq registró un alza de 5.7%, mientras que el Dow Jones y el S&P 500 subieron 4.6 y 3.6%, respectivamente.

Con estos incrementos, el alza acumulada en los primeros nueve meses del año fue de 19.7% para el Nasdaq, 13% para el Dow Jones y 11.6% para el S&P. El excelente desempeño de los mercados accionarios se ha dado en un entorno donde la volatilidad ha brillado por su ausencia.

Para algunos especialistas, el mercado podría sufrir una corrección antes de que termine el año. Esta expectativa está anclada en cinco factores: i) los múltiplos de valuación se encuentran en su nivel más alto en la poscrisis y a un nivel similar al observado antes del crash del 2000 y del de 2008; ii) la longevidad de la expansión económica; iii) una expectativa demasiado ambiciosa sobre la reforma fiscal de la administración Trump; iv) una Reserva Federal (Fed) implementando una política monetaria menos acomodaticia a la anticipada por el mercado; y v) el creciente riesgo geopolítico de un conflicto armado con Corea del Norte.

Sin embargo, también existen expertos que, a pesar de reconocer la existencia de estos riesgos, argumentan que los mercados podrían extender su racha alcista durante el último trimestre del año. Estos expertos reconocen que los múltiplos de valuación se han expandido de manera considerable y aceptan que el mercado se ve caro en términos absolutos.

No obstante, los optimistas argumentan que estos múltiplos altos se pueden justificar por el bajísimo nivel de inflación y el entorno actual de tasas de interés históricamente bajas (aun considerando los posibles aumentos planeados por la Fed en el 2017 y el 2018). Adicionalmente, los que sostienen que no habrá un ajuste importante hacia finales del año indican la aceleración del crecimiento en las utilidades de las empresas y el posible impacto positivo adicional de la reducción en las tasas de impuesto sobre renta en la utilidad neta de las empresas.

Otro factor a favor de la continuidad de la racha alcista, de acuerdo a los especialistas, es su percepción de que los inversionistas, lejos de estar en una situación de euforia desenfrenada, están tomando una postura cada vez más escéptica sobre la longevidad del rally actual.

De acuerdo a un artículo de Bloomberg News, una encuesta entre pequeños inversionistas realizada por Wells Fargo reveló que poco más de la mitad de los encuestados anticipa una corrección en el mercado antes de fin de año. Sin embargo, la encuesta también arrojó que, aunque la corrección podría eliminar buena parte de las ganancias del año, la mayoría de los inversionistas no anticipan hacer cambios preventivos a su portafolio.

El principal factor fundamental que debe seguir impulsando a los mercados es el fortalecimiento de la recuperación económica y la continua aceleración del crecimiento en las utilidades de las empresas.

No obstante, los inversionistas siguen sin creer del todo que la Fed subirá las tasas de interés hasta en tres ocasiones durante el 2018. Asimismo, pareciera que el mercado podría estar sobreestimando la posibilidad de que la reforma fiscal de la administración Trump sea aprobada en su forma actual y en tiempo para poder beneficiar a las empresas en el 2018.

Empero, es poco probable que alguno de estos dos factores detone, por si solo, una corrección drástica en el cuarto trimestre. Para este columnista, hay otros factores con menor probabilidad de ocurrir, pero con un impacto potencial mucho más grande sobre los mercados. En concreto hacemos referencia a un posible enfrentamiento con Corea del Norte o un viraje proteccionista en la política comercial de Estados Unidos. En ausencia de estos dos riesgos, los mercados podrían prolongar su buen desempeño durante el cuarto trimestre.