Un silbido de ave en el teléfono es el llamado para conectarse, en tiempo real, a una de las herramientas más poderosas que Twitter ha lanzado al mercado: Periscope. Y esto representa nuevos y grandes retos para la gestión de la comunicación en situaciones críticas.

Basada en el principio del denominado streaming –transmisión de video y audio en tiempo real a través de internet- Periscope viene a ser uno de los medios que aumentará la velocidad en la difusión o viralización de acontecimientos.

Aumenta la velocidad del tiempo real, si pudiera decirse, generando impactos inmediatos no sólo respecto a la información que se transmite, sino en la percepción que se genera. Y todo desde cualquier lugar y parte del mundo.

Hoy en día, muchas personalidades del mundo de los medios periodísticos y artísticos lo utilizan como una forma de contacto con sus redes de seguidores y simpatizantes. A nivel internacional, empresas, televisoras y periódicos lo están usando como una alternativa de conexión paralela a sus plataformas digitales.

El mismo Joaquín López-Dóriga lleva –literalmente- de la mano de su Iphone a cientos de seguidores en recorridos en motocicleta; en el detrás de cámaras en momentos previos al inicio de sus noticieros, o ahora en sus vacaciones. O, un fenómeno interesante: una conductora de noticias deportivas que tras el silbido del ave conecta con hasta un millón de seguidores, sólo por el gusto de verla.

Periscope tiene cuatro meses de haber sido lanzado. En menos de 10 días la aplicación fue descargada por alrededor de un millón de usuarios de la plataforma Iphone más una cantidad también considerable para el sistema Android.

Va ganando popularidad esta nueva aplicación que no demanda demasiados recursos como el UStream, Livestream u otras aplicaciones del mismo tipo como Meerkat.

CNNExpansión documentó uno de los acontecimientos que muestran el gran reto de comunicación que se yergue alrededor de Periscope: el periodista de The Guardian Paul Lewis cubrió las protestas en contra de la policía de Baltimore por la muerte de Freddie Gray. En vivo, sin edición alguna, más rápido que YouTube. Y más poderoso que sólo fotografías o el texto de 140 caracteres en Twitter y su expansión a Facebook.

Aunque la comunicación es doble vía, quien tiene el poder es el que transmite, ya que un número limitado de receptores tienen posibilidad de escribir algún texto para que lo lea el emisor.

Lo anterior significa que el empoderamiento está en quien transmite, ya que recogerá la imagen que considere pertinente o haga la interpretación propia de los acontecimientos, generando percepciones que pueden tener sesgos si no se colocan en su justo contexto.

En una situación crítica, la gestión de la comunicación tendrá que ser más rápida evitando las anquilosadas discusiones sobre su abordaje, más tratándose de hechos de alta resonancia o impacto.

No implica dejar de lado las evaluaciones de impacto para evitar sobrerreacciones, pero la paulatina democratización de Periscope –debido al constante crecimiento de los teléfonos inteligentes y la disponibilidad de acceso a internet por WiFi o baja en las tarifas- llevará a que potencialmente cualquier persona pueda hacer una transmisión.

La estimación es que para este año el 70 por ciento de las líneas telefónicas celulares en México corran por teléfonos inteligentes.

La limitante de Periscope ahora es que se basa en redes personales, es decir alguien podrá hacer una transmisión pero sólo a quienes lo siguen. Y si el emisor sólo es seguido por no más de 15 personas, el impacto será menor, a menos que (aquí viene el reto de análisis de impacto) se integre con la plataforma de Twitter.

Sólo grandes personalidades, en especial del mundo periodístico o artístico, estarán generando impactos fuertes por ahora. Pero en la medida que Periscope avance, la viralización será elevada con la particularidad de imágenes de video en tiempo real.

Y esto ha abierto nuevas discusiones sobre los aspectos éticos y legales alrededor de la transmisión en vivo sobre todo que pudieran poner en riesgo la vida privada, los derechos –en especial de eventos (como sucedió con la transmisión de pelea de Pacquiao a través de Periscope) o la distorsión de los hechos.

Los nuevos tiempos.

El tiempo real en toda su dimensión dentro de la Aldea Global.

Postscriptum.-  El doble discurso de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación: el de la amenaza, la agresión –ahora a maestros a quienes raparon y humillaron-, el de la violencia. Y por otro el de la exigencia del diálogo. ¿No es sencilla la resolución, pero hasta cuándo seguirán transitando en la impunidad?