¿Qué tanto ha cambiado Pemex en los tres años que lleva la administración de López Obrador? El que quiera oír los discursos y sacar sus conclusiones, que lo haga. Para tomar el pulso a la mayor empresa de México, puede ser más productivo asomarse a sus principales indicadores. Todos están en los resultados financieros que la misma empresa da a conocer.

Activos. La 4T recibió un Pemex que tenía activos por un valor de 2 billones 116,000 millones de pesos. Sus activos valen ahora 2 billones 108,000 millones de pesos. Hay una reducción de 8,000 millones de pesos.

Lo más valioso de la empresa aparece en un rubro de activo no circulante. Ahí están los pozos, ductos, propiedades, plantas y equipo. A fines de 2018, todo eso valía 1 billón 427,000 millones de pesos. Ahora, eso vale 100,000 millones de pesos menos, dice el informe de la petrolera: 1 billón 327,000 millones de pesos.

Pasivos. En este renglón está registrado lo que la empresa debe. El total era 3 billones 534,000 millones de pesos en diciembre de 2018. Ahora, la cifra ha llegado a 4 billones 206,000 millones de pesos. Es 672,000 millones de pesos más alta, alrededor de 19 por ciento.

Al poner la lupa en los pasivos de Pemex, el rubro que más atención recobe es el de pasivos financieros. Son 2 billones 243,000 millones de pesos, equivalentes a 109,000 millones de dólares. En diciembre de 2018, eran 2 billones 338,000 millones de pesos, algo así como 118,000 millones de dólares, al tipo de cambio de entonces. Pemex sigue siendo la empresa petrolera más endeudada del mundo, pero ahora está un poco menos endeudada. En pesos, la reducción equivale a 4 por ciento. En dólares, es 7.6 por ciento. Es importante considerar que la mayor parte de la deuda de Pemex está denominada en monedas extranjeras. El 13% está en pesos y el resto en otras divisas, 71% en dólares.

Pasivos laborales

Un componente de la deuda de Pemex que recibe mucho menos atención es el pasivo laboral. Pueden encontrarla en sus estados financieros en un renglón que dice Reservas de Beneficios a Empleados. Era 1 billón 080,000 millones de pesos a fines de 2018. Ha crecido 28 % y llegó a 1 billón 384,000 millones de pesos en diciembre de 2021. El crecimiento de estos compromisos es 3.2 veces mayor que la reducción que se ha logrado en los pasivos financieros. Tiene que ver con el envejecimiento de la plantilla de trabajadores y con un contrato colectivo que desfonda las capacidades de la empresa. Si no les basta la guerra en Ucrania para preocuparse, consideren que este pasivo equivale a 67,000 millones de dólares. Lo bueno es que tienen que pagarse en pesos.

Producción de crudo

Pemex cerró el 2018 con una producción de 1 millón 738,000 barriles diarios. El objetivo del Gobierno expresado en el Plan de Negocios para Pemex que se presentó en 2019 era elevar la producción significativamente. A fines de 2021, se estarían produciendo 2 millones 069,000 barriles. La realidad tenía otro plan. A fines de 2021, apenas se llegó a 1 millón 751,000 barriles diarios. El incremento fue de 0.7% en el primer trienio. El compromiso en el plan era 17 por ciento. Con los precios actuales, esos 318,000 barriles diarios que no se pudieron producir significan 31 millones 800,000 dólares diarios que no están ingresando. Serían 954 millones de dólares al mes.

Refinación

El sistema nacional de refinación proceso en 2021 un promedio de 740,000 barriles diarios. Esto es 128,000 barriles diarios, 20% más que lo que se refinó, en promedio en el 2018. Entonces fueron 612,000 barriles diarios. Hay avances, sin duda, que pierden un poco de brillo cuando se considera que el margen variable de refinación por barril fue de 0.31 dólares en 2021. Era 0.96 dólares en el 2018.