Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

El sucio enemigo

lourdes-mendoza

Lourdes MendozaEn la mira

Lourdes Mendoza Peñaloza señala que México tiene un potencial enorme en viento, agua y horas de sol por día que nos convierte en una potencia para la generación de energía limpia

La generación de energías renovables es un claro factor de desarrollo de los países más avanzados en el mundo. En Europa, por muchos años se ha fomentado la generación eléctrica con base en el viento y el agua, principalmente. Sin embargo, adicional a estos elementos naturales, las fuentes fotovoltaicas y nucleares también son un factor eficiente y limpio para la generación de energía eléctrica.

México es un país privilegiado

Por su ubicación geográfica, México tiene un potencial enorme en viento, agua y horas de sol por día que nos convierte en una potencia para la generación de energía limpia. Desde el sexenio del presidente Fox se inició la evaluación de proyectos de generación que se fueron cristalizando en la administración de Felipe Calderón y se potenciaron aún más en la pasada administración de Peña Nieto. La iniciativa privada tomó con entusiasmo la apertura a la inversión en estas tecnologías y se inauguraron varios campos de generación eléctrica provenientes de fuentes eólicas y fotovoltaicas con capitales privados, además de mostrar a México en el ámbito internacional como un país comprometido con el cambio climático.

Coincidencia nada afortunada…

Fue que en la misma semana en la que el Congreso aprobó la iniciativa presidencial para acabar con la inversión privada en la generación de energía eléctrica, que el país presentara una crisis energética nunca antes vista. Alarmantemente, y hay que decirlo, por indicaciones de AMLO se cancelaron las inversiones privadas para la extracción de gas en el norte del país, principalmente en Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas. Así como la cancelación de inversiones en campos de generación eléctrica de capital privado que ya estaban en proceso de concretarse. Una muestra más de ineptitud en la toma de decisiones sobre lo que más conviene al país. ¡Así de claro!

El impacto de esta decisión

No solo compromete la producción automotriz, sino que –ojo, Tatiana Clouthier– la 4T le está poniendo tremendo socavón a su crecimiento y expansiones ya programados. Por ello, las armadoras ya comenzaron a cuestionarse su permanencia en el país. Aseguran que con estas decisiones: México no garantiza una estabilidad energética en cantidad y calidad suficientes. ¡Quiúboles! ¡Acabando con la gallina de los huevos de oro!

Como lo dijeron los presidentes de todas las asociaciones que involucran a la industria automotriz en general, que incluye a AMIA, INA, ANPACT y AMDA, en la carta que enviaron al Presidente, el sector representa más del 18 por ciento del PIB manufacturero, con una balanza comercial positiva por más de 77 mil millones de dólares y una generación de más de 2 millones de empleos, y que representa más del 15 por ciento de la IED en el país.

Súmele que las empresas automotrices europeas tienen compromisos con sus casas matrices por el cumplimiento con el Acuerdo de París, que obliga que se logre un balance “cero” de emisiones de CO2 en todas sus plantas productivas para 2030 y en su productos automotrices para 2050. Hoy, armadoras como Volkswagen tienen logros significativos en estos compromisos; hoy, el 70 por ciento del consumo eléctrico proviene de fuentes eólicas en un parque llamado La Bufa, perteneciente al Fondo de Inversión BlackRock. La meta de esta empresa es alcanzar el 100 por ciento de consumo eléctrico proveniente de fuentes limpias para el 2023.

Leído lo anterior, si la iniciativa aprobada en el Congreso prospera, pondrán a las armadoras europeas en el predicamento de irse del país –standing ovation a los legisladores de Morena y PT por aprobar esto–. Mañana veremos cómo votan sus aliados verdes, ¡eh!

El daño no solo será para la industria automotriz, pues también incumpliremos los compromisos internacionales adquiridos por nuestro país. Por lo que el “me canso ganso” terminará por dañar la imagen de México, al mostrarnos como un país sucio, enemigo de las energías limpias.

El costo de generación

Lo más barato ha sido el gas natural. En 2003 fuimos la región más cara del mundo; vino la revolución del shale (lutita) y nos convertimos en la región más barata del mundo. Generar electricidad con gas natural como insumo significa usar la tecnología más eficiente y el insumo más barato, hasta que en años recientes comienzan a ser desplazados por los bajos costos de generación de los renovables.

En resumen

El gas fue una decisión que le ahorró muchísimo dinero a México. Dejarlo de usar sería caro para los usuarios y será una carga adicional a los contribuyentes por decidir usar combustóleo caro, ineficiente y altamente contaminante.

Habrá protestas

Ya hay protestas y habrá movimientos, con justa razón, de los médicos de primera y segunda línea por no ser vacunados. Toda mi solidaridad con ustedes. No al uso electoral de las vacunas por parte del Gobierno Federal.

Menú de accesibilidad