Minuto a Minuto

Internacional Francia ensaya el disparo de un nuevo misil nuclear supersónico
De acuerdo con autoridades de Francia, el misil era un ASMPA renovado pero sin carga militar a bordo y su prueba ya estaba aprobada
Deportes Jardine no ve equipo favorito en su segunda final con América
Jardine, campeón con América, afirmó que no ve equipo favorito a horas de vivir frente a Cruz Azul su segunda final consecutiva
Nacional Los muertos de López Obrador
            Esto es algo que México no puede soportar y no se trata de que solo este haya sido un sexenio sangriento, no, viene de atrás, pero sí es el peor
Nacional “Yo nunca había visto una cosa así”: Álvarez Máynez tras colapso de templete
En las primeras declaraciones que dio a medios, desde el lugar de los hechos, Álvarez Máynez aseguró que nunca había visto algo así
Nacional MC suspende actividades tras colapso de templete en Nuevo León
Dante Delgado, líder de MC, señaló que suspenderán todas las actividades por el accidente que ocurrió en Nuevo León

Mañana miércoles, el Comité de Mercado Abierto de la Fed (FOMC, por su sigla en inglés) concluirá su segunda reunión de política monetaria del año con el anuncio de la decisión para la tasa de interés de referencia y la publicación de proyecciones macroeconómicas actualizadas.

La totalidad del mercado anticipa que no habrá cambios en la tasa de fondeo, que se ubica en el rango de 5.25 – 5.50% desde el 26 de julio del año pasado. Esta expectativa ha venido cambiando de manera importante durante los últimos tres meses.

Cuando la Fed publicó su última actualización de proyecciones macroeconómicas en diciembre del año pasado, la opinión de los miembros del FOMC era que la Fed implementaría tres recortes de un cuarto de punto cada uno durante el 2024 y que dichos recortes probablemente se darían en la segunda mitad del año.

Sin embargo, hasta principios de este año, el mercado de futuros de tasa ignoraba la guía futura de la Fed, apostando por hasta siete recortes de un cuarto de punto cada uno, comenzando en esta reunión de marzo.

No obstante, el tiempo y los indicadores le han venido dando la razón a la Fed. Por un lado, los datos de inflación revelan una trayectoria descendente más lenta de la que le gustaría ver a la Reserva para poder comenzar con el ciclo de recortes.

La publicación de los datos de inflación más recientes, el martes de la semana pasada, revelan que la inflación general en términos anuales pasó de 3.1% en enero a 3.2% en febrero, mientras que la inflación subyacente bajó de 3.9 a 3.8% para el mismo periodo.

En su intervención ante el Congreso la semana antepasada, el presidente de la Fed, Jerome Powell, mencionó explícitamente que todavía falta un poco más de evidencia en el frente inflacionario para que el FOMC se sienta cómodo en iniciar un ciclo de recortes.

Por otro lado, la actividad económica mantiene un ritmo de expansión saludable y el mercado laboral sigue muy cerca del pleno empleo.

Las cifras de empleo de febrero registraron una creación de empleo mayor a la esperada pero los datos de los dos meses anteriores se revisaron a la baja, mientras que la tasa de desempleo subió de 3.7 a 3.9%, igualando su nivel más alto en dos años.

En su intervención ante el Congreso, Powell destacó que los salarios se mantienen presionados, pero reconoció que el ritmo de creación de empleo y las presiones salariales se están moderando.

En la opinión de este columnista, la Fed mantendrá su guía de tres recortes de un cuarto de punto durante la segunda mitad del año pero existe la posibilidad de que la guía se reduzca a dos recortes únicamente. Adicionalmente, la Reserva Federal probablemente revise al alza las expectativas de crecimiento económico para este año.

Adicionalmente, la Fed posiblemente abra la puerta a que en la reunión de junio se dé el primer recorte, siempre y cuando la evolución de la inflación y el empleo se mantenga dentro de los parámetros esperados.

Al cierre de esta edición, el mercado de futuros estaba descontando entre cuatro recortes de un cuarto de punto para el cierre del año (en junio, septiembre, noviembre y diciembre), lo cual finalmente se asemeja a la guía de la Fed publicada en diciembre.

Otro aspecto al que el mercado estará atento es a posibles ajustes en el ritmo de reducción del balance de la Fed que se ha mantenido sin cambios desde el comienzo del programa de restricción cuantitativa en junio del 2022.

Si la Fed llegara a mover la guía de recortes de tres a dos, no sería sorprendente que fuera acompañado de una posible desaceleración en el ritmo de reducción del balance.