Por aparente solidaridad ideológica, el presidente Andrés Manuel López Obrador decide ignorar la Doctrina Estrada y envía al titular de la SHCP Rogelio Ramírez de la O y funcionarios de Bienestar para “ayudar” al presidente peruano Pedro Castillo.

Parecen aprovechar la ductilidad de la Doctrina Estrada e interfieren en un problema político de Castillo con su oposición, como en otro tiempo intervinieron López Portillo y de la Madrid en Centroamérica.

Por la Guerra Fría, hubo valores entendidos en aquellas intervenciones, hoy, a menos que también los haya, arriesga el presidente López Obrador perder el escudo con el que ha eludido confrontar a dictaduras latinoamericanas, como la nicaragüense.

Tabasco: un deja vú, su reunión de la República

Sólo quienes crean en las coincidencias supondrán que lo es que los gobernadores de la Conago se reúnan en Tabasco, donde también el presidente quiere tener una reunión con todos los gobernadores para discutir temas de seguridad.

Como en aquellos tiempos de José López Portillo —“el último presidente de la Revolución”, según sus propias palabras—, reunía a los tres poderes y todos los gobernadores como republicana expresión de unidad nacional.

En Villahermosa, el presidente López Obrador podrá parafrasear a López Portillo y aún sin poderes Legislativo y Judicial ahí, proclamar urbi et orbi: “la República está reunida”. ¿La diferencia? Difícil que hoy se pueda proclamar unidad nacional.

Ni la súbita flexibilidad panista rescatará a Anaya

La epifanía de Santiago Creel para, a nombre de los anayistas del CEN del PAN, pedir diálogo con la Presidencia y la “perseverancia” en redes de Ricardo Anaya facilitan especular sobre la versión de que el excandidato presidencial quiere regresar a México.

Pero, también afirman que Ricardo Anaya quiere volver a ser candidato a la Presidencia en el 2024, porque sostiene que la oposición no tiene ningún aspirante tan conocido como él a nivel nacional.

Advierten que Cuauhtémoc Cárdenas y el presidente fueron candidatos más de una vez; sí, pero Anaya no es Cárdenas ni tiene el carisma del tabasqueño. En Chihuahua, en 1983, preguntaban por qué perdió un candidato si todos lo conocían. La respuesta seca fue: pues por eso.

Nota en remolino

Al CIDE, como plan piloto, lo descalificarán, lo asfixiarán presupuestalmente, acosarán a académicos y alumnos, porque prueban tácticas para operaciones de más envergaduras en otras instituciones.

Hoy debió quedar claro que, al más puro estilo salinista, ni los ven ni los oyen, sólo si los satanizan… Ya no hay inversión en policías locales, la solución sexenal son los guardias nacionales, pero ¿están suficientemente entrenados en procedimientos policiales? … Ayer 13 de diciembre, instó Cuauhtémoc Cárdenas al gobierno federal a recuperar los territorios que controla el crimen organizado… Muchos talentosos y lúcidos académicos y politólogos aducen que los partidos políticos en México son un desastre, poco confiables. Uno recuerda que afirman los que saben que puede haber partidos políticos sin democracia, no democracia sin partidos. ¿Qué sugieren?… Jarrito de Tlaquepaque, resultó el subsecretario de salud Hugo López Gatell… Esta frase de hace 20 siglos sigue tan actual como cuando la pronuncio el romano Salustio: “Difícil templar en el poder a los que por ambición simularon ser honrados”…