Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

Escuelas sin inglés ni computadoras

alberto-aguirre1

Alberto AguirreSignos vitales

Aprende en casa II reduce a los maestros frente a grupo a meros monitores-tutores. Y también desactualiza a los libros de texto

“Es la economía, estúpido”, definió James Carville en 1992, para la campaña que llevó a Bill Clinton a la presidencia de Estados Unidos, tras de derrotar a George Bush. Junto con el encuestador Stanley Greenberg, el estratega demócrata atinó a marcar el rumbo para el abanderado demócrata, haciéndole ver lo que movería al electorado de clase media.

Hace 20 años, Carville y Greenberg trazaron las líneas estratégicas del abanderado presidencial del PRI, Francisco Labastida Ochoa, con una profunda investigación sobre la idiosincrasia de los mexicanos. “Que el poder sirva a la gente”, fue un lema producto de las encuestas de aquella campaña, que coordinó el actual secretario de Educación, Esteban Moctezuma Barragán. También, la promesa del político sinaloense de incorporar clases de inglés y computación al currículo de educación básica.

Cambio o continuidad fue el eje de esa batalla electoral, que derivó en el asalto a Los Pinos, por el panista Vicente Fox, quien ya en la Presidencia sin pruritos tomó la propuesta labastidista, cuya implementación encargó a Reyes Tamez.

Los primeros tres años del sexenio fueron dedicados al diagnóstico y la planeación. Entonces, el titular de la SEP y su equipo tomaron una decisión que afectaría a una generación de estudiantes mexicanos: en vez de comprar una PC a los estudiantes matriculados en las escuelas públicas –entonces todavía no había smartphones– optaron por instalar equipos multimedia –una computadora, un proyector, un pizarrón interactivo, una impresora y bocinas– en las aulas.

Una decisión técnica que tuvo funestas consecuencias para el erario. Durante el último bienio del foxismo, la SEP equipó 146 mil aulas para implementar el piloto de Enciclomedia, con alumnos de 5° y 6°; de las cuales 21 mil fueron dotadas de equipos adquiridos y 125 mil fueron asignadas a proveedores tecnológicos en la modalidad de contratos multianuales de servicios.

El SNTE fue el principal saboteador del proyecto, que debía completarse en el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa, quien al asumir la Presidencia nombró a Fernando González Sánchez –exdirigente de Nueva Alianza y yerno de Elba Esther Gordillo– al frente de la subsecretaría de Educación Básica.

Las aulas multimedia llevarían electricidad e Internet a las escuelas públicas, pero el encargado de la implementación acogió las quejas del magisterio y frenó lo que en su momento fue el programa de equipamiento escolar más grande del mundo. Una decisión costosa, literalmente: los integradores de las aulas multimedias y la llamada mesa de servicios reclamaron más de 2 mil 500 millones de pesos por penalizaciones, antes de la suspensión de los contratos para equipar a las secundarias públicas, que incluía dotarlas de Internet. Mientras, González Sánchez trataba de implementar un nuevo programa denominado Habilidades Digitales para Todos –dirigido a maestros y alumnos–, sin el respaldo de Josefina Vázquez Mota y Alonso Lujambio.

Enciclomedia tuvo otros problemas. Era difícil capacitar a los maestros al tiempo en que se estaban equipando las aulas, muchos se “capacitaban” en el manejo de software y equipos que aún no tenían en las aulas. La última versión Enciclomedia 2.1 incluía un curso de inglés y se distribuyó en las 125 mil aulas del modelo multianual, pero para el 2010 ese programa había quedado desactualizado. El SNTE rechazó que los maestros frente a grupo impartieran ese contenido y demandó que fueran contratados docentes de inglés.

Habilidades Digitales para Todos se convirtió en Aula Base Telemática, con la meta de equipar 300 mil aulas. Vino entonces una reforma a los contenidos educativos (van tres en una década) y un cambio tecnológico para el que no se acoplaron los procesos de enseñanza y de aprendizaje. En ese periodo, la accesibilidad a smarth phones y tablets permitió el nacimiento de las primeras generaciones de nativos digitales, independientemente de su nivel socioeconómico.

Tras del inicio del curso escolar 2020-2021, el dirigente nacional del PAN, Marko Cortés, recomedó al gobierno federal priorizar la educación sobre los proyectos de infraestructura. Con los 411 mil millones de pesos contemplados para construir el nuevo aeropuerto Felipe Ángeles, la refinería Dos Bocas y el Tren Maya, podrían adquirirse 48 millones de laptops, extender 608 mil kilómetros de la red eléctrica.

Aprende en casa II reduce a los maestros frente a grupo a meros monitores-tutores. Y también desactualiza a los libros de texto. Además del software, Enciclomedia era una biblioteca de contenidos digitalizados, compuesta por libros de texto electrónicos multimedia, que como predijo Steve Jobs antes de morir, serán los contenidos más importantes para la aplicación de la tecnología a la educación.

Efectos secundarios

BÚMERAN. Las denuncias formuladas por el alcalde de Tijuana, Arturo González Cruz, contra el subsecretario Ricardo Peralta merecen ser investigadas, consideró la ministra Olga Sánchez Cordero. Tales indagatorias pronto llevarían a la denuncia penal que afrontan los ediles de aquel municipio, acusados por la firma Blue Propane de abuso de autoridad y cohecho. Además de los presuntos nexos de González Cruz con la familia Zaragoza, empresarios señalados de monopolizar el sector del gas en Baja California, Blue Propane denunció ante la SFP local que el municipio ha entregado contratos por adjudicación directa de más de 350 millones de pesos a la empresa Gas Silza.

Por Alberto Aguirre

  1. Los nuevos dueños del Edomex

    Las pugnas al interior de Morena frenaron la intentona legal de erigir un nuevo municipio en el Estado de México --Ciudad Azteca-- y dejar a Ecatepec de Morelos, con menos de 500 mil habitantes

    Continuar leyendo

Menú de accesibilidad