¿Alguna vez te han pedido que envíes la información de tu tarjeta de crédito por email? Ninguno de nosotros, o más bien, ninguna de nuestra información está completamente segura o inminente a ser robada o utilizada por otra persona que navegue en el ciberespacio: hackear, en pocas palabras. 

A diario enviamos información privada y de alta confidencialidad como cuentas bancarias, claves, números de tarjetas para pagos, números sensibles y cualquier cantidad de información corporativa. 

Enviar toda esta información por email no siempre es completamente seguro, puede ser interceptada, mal utilizada o simplemente no tienes la confianza de enviarla por cualquier razón. 

Existen algunos trucos que se podrían implementar para que tu información viaje con seguridad y llegue directa y únicamente a la persona indicada. Desde enviar correos encriptados; un procedimiento que transforma un mensaje, de tal forma que sea incomprensible o, al menos, difícil de comprender a toda persona que no tenga la clave secreta, hasta aplicaciones que den este tipo de servicios de seguridad tanto para individuos como empresas.

No todos contamos con los conocimientos completos para usar este tipo de tecnologías o aplicaciones de seguridad, por lo que aquí les comparto unos tips que te ayudarán a cuidar un poco más el envío de información delicada. 

– Cuida que el asunto del correo no hable mucho de la información que envías, es decir trata de que la persona que reciba el email entienda de qué se trata pero a su vez pueda ser difícil de relacionar para alguien ajeno a ello. 

– Si envías un email que contenga información dentro de un archivo y éste se abra mediante una contraseña, compártela en otro correo o si es posible por un mensaje de texto. La idea es que no puedan ser relacionados fácilmente. 

– Si deseas enviar información escrita en un archivo, valdría la pena comprimir este archivo dentro de una carpeta y crear una contraseña para esta carpeta comprimida, un zip con contraseña. 

– La aplicación [One Share](https://oneshar.es/) es una muy buena herramienta para enviar la información de forma rápida y segura mediante un link que se crea fácil y automáticamente para su envío. Este link o url tiene la opción de autodestruirse en el tiempo que desees y sólo es posible abrirlo una vez, o sea que únicamente lo podrá abrir una sola persona.

– Utilizar aplicaciones en la nube para compartir archivos como Dropbox o Send This File que permiten enviar archivos mediante un link seguro.

– Existen otro tipo de programas que más enfocados al mercado corporativo, aunque también pueden aportar mucho si tienes un pequeño negocio o realizas envíos de correos constantemente como es [Secure Send Apps](http://www.securesendapp.com/) , una herramienta que se distingue por ayudarte a enviar emails de forma segura.

Crear conciencia sobre la vulnerabilidad de lo que enviamos y saber cómo enviarlo de manera segura es un requisito indispensable en estos días en que la tecnología, principalmente internet, es el medio más usado para comunicar y transmitir información. Apoyarnos con las herramientas correctas nos pone un paso adelante para trabajar  y compartir con tranquilidad.