Elecciones 2021

Entre optimismo y eficacia

jose-luis-cuevas

José Luis CuevasBalón al óleo

A ciencia cierta no está claro y es que los fantasmas se han encargado de enrarecer cada final disputada por los celestes, por ello, el aficionado optimista busca agarrarse de cualquier cosa para creer, el pesimista abre el paraguas antes de tiempo

Decía hace unas semanas cuando escribía sobre Cruz Azul y su magnífico torneo, que sería el tiempo el que coloque a esta Máquina en su sitio, curiosamente, y como en aquella temporada de las victorias consecutivas, llega a la final y es favorito al título, pero eso en Cruz Azul no es nuevo, lo novedoso sería verlo levantar el ansiado título de Liga.

No es fácil ser Cruz Azul y estar en una final de Liga, en los últimos 23 años, la camiseta pesa más, se transpira angustia y siempre se le queda a deber a la afición, pero, ¿qué podría pasar para que en esta serie todo sea diferente?

A ciencia cierta no está claro y es que los fantasmas se han encargado de enrarecer cada final disputada por los celestes, por ello, el aficionado optimista busca agarrarse de cualquier cosa para creer, el pesimista abre el paraguas antes de tiempo.

Siempre he creído que lo qué pasa con Cruz Azul en Liga MX, tiene mucho de Selección Mexicana en mundiales, como mexicanos podríamos escribir una tesis de “cómo justificar el fracaso”, en Cruz Azul han perdido la capacidad de asombro, pero la ilusión, esa llega cada 6 meses, aunque también, cada determinado tiempo y como si se tratara de una serie de misterio, siempre se termina reflexionando: “está sucediendo otra vez”.

Dice Imanol Ibarrondo en su libro “La primera vez que le pegué con la izquierda”: “Ser optimista y positivo no significa ignorar la realidad o la situación actual, sino mantener la serenidad, la confianza y la creencia de que, juntos, podemos construir una realidad y un futuro diferente”, como si se tratara de un discurso de entrenador, Juan Reynoso ha significado toda esta definición.

Cuando Juan llegó a Cruz Azul la crítica embistió al peruano que nunca fue la primera opción de la actual directiva, Jaime Ordiales insistía en Hugo Sánchez, tras las complejas negociaciones, Álvaro Dávila concentró toda su energía en el plan B, quién llegó tan solo 3 días antes del debut de Cruz Azul en el Guard1anes 2021, Reynoso llegó un jueves a Cruz Azul, trabajó el viernes, viajó el sábado a Torreon y el domingo perdió ante Santos el juego de la fecha 1, a la semana siguiente cayó ante Puebla y desde entonces, Cruz Azul se convirtió en el equipo de récords que hoy es finalista, así de curioso fue el destino para Juan, ni el más optimista lo hubiera creído.

Destino muchas veces es trabajo y eso lo entendieron en Cruz Azul y es que tras jugar horrible ante Pachuca en la fecha 3 (primera victoria de doce consecutivas), el equipo se embaló y Juan Reynoso leyó la cartilla al plantel, jornada a jornada ha ido impregnando de identidad y variantes a este equipo, que curiosamente es el mismo de la última desilusión celeste, hace 6 meses Cruz Azul fracasaba ante Pumas en CU, por ello el pesimista no cree, por ello el optimista dice “esta es la buena”, Juan no ignora la realidad, ni los fantasmas, se muestra sereno y solo refiere el éxito al trabajo grupal, y es que en Cruz Azul desde su llegada, no hay titulares ni suplentes, sólo hay OPTIMISMO Y EFICACIA.

P.D. Desde su último título de Liga (Invierno 1997), Cruz Azul ha perdido 6 finales, nunca ha llevado dos goles o más de ventaja al juego de vuelta, ese parece ser el camino, además, ya dejó en el camino al Toluca, Pachuca (rivales en finales), ahora toca Santos, fantasma celeste en 2008.

HASTA LA PRÓXIMA

LIGA MX/ IMAGO 7

 

LIGA MX/ IMAGO 7

 

LIGA MX/ IMAGO 7

 

LIGA MX/ IMAGO 7

 

LIGA MX/ IMAGO 7

 

LIGA MX/ IMAGO 7

 

Menú de accesibilidad