Encuestas, ¿de verdad están cuchareadas?


jose-fonseca1

José FonsecaCafé Político

Hace mucho, el general Lázaro Cárdenas previno contra los arrebatos oratorios cuando se habla ante una multitud. Decía que las reacciones entusiastas de los seguidores provocan una suerte de inercia que arrastra al orador.

Hace mucho, el general Lázaro Cárdenas previno contra los arrebatos oratorios cuando se habla ante una multitud. Decía que las reacciones entusiastas de los seguidores provocan una suerte de inercia que arrastra al orador.

Algo así ocurrió ayer con el candidato presidencial de Morena Andrés Manuel López Obrador al anunciar en Tlaxcala que pedirá a las empresas encuestadoras hacer, gratuitamente, una encuesta para conocer la opinión popular sobre la venta del avión presidencial.

El problema fue alegar que ´´se están rayando´´ con todo lo que cucharean sus encuestas. Tendrá que explicarse, pues resulta que todas las encuestas, sin excepción, lo muestran adelante en las preferencias.

¿Quién las cuchareó?
Bajo la lupa la relación con Washington

Ha informado el gobierno peñista al Senado de la República que su punto de acuerdo en el que pidió al Ejecutivo Federal revisar la relación con Estados Unidos en materia de migración y seguridad ya fue notificada a Washington.

Se notificó a la Casa Blanca y al Congreso de Estados Unidos que, en cumplimiento a ese punto de acuerdo de los senadores mexicanos se había instruido a las dependencias federales para que revisaran todos los convenios de colaboración con los vecinos del norte.

Uno pensaría que, sin confrontaciones estériles, pero, sin eludir responder a la agresividad del inquilino de la Casa Blanca, se hace saber a Washington que la relación sí puede cambiar. Y no necesariamente para bien.

¿Ya es Ebrard experto en seguridad?

Quizá el colaborador de Morena menos calificado para abordar los temas de seguridad en la Ciudad de México durante los años del mandato lopezobradorista, a propósito de las puyas lanzadas durante el debate del pasado domingo.

Habló al respecto el ex jefe de gobierno Marcelo Ebrard, quien olvida convenientemente que él era el titular de seguridad pública en la Ciudad de México cuando, ante la indiferencia de las autoridades capitalinas, fueron linchados en Tláhuac tres policías federales.

Claro, es bien agradecido, porque, aunque fue destituido por la Presidencia, el licenciado López Obrador lo acomodó en otro puesto, pero no es precisamente la voz más autorizada para hablar de seguridad en la capital de la Republica.

NOTAS EN REMOLINO

Al paso que vamos, en una de esas, con el pretexto de hacerle cambios, se corre el riesgo que la oposición en el Senado logre bloquear la aprobación de la minuta enviada por los diputados para eliminar el fuero constitucional… Por cierto, en los procedimientos para escoger a dos nuevos comisionados para el INAI, oootra vez, se erigen obstáculos legales que sólo son producto de la coyuntura político electoral. Luego se quedan para lidiar con ellos las siguientes generaciones… ¡Por favor¡ Uno entiende que las campañas son para sumar, pero, cuidado, no caigamos en el exceso de olvidar los abusos del SME, cuyos dirigentes usufructuaron como concesión propia el suministro de energía eléctrica en la Ciudad de México… Cómo se equivoca uno, pues creía que la asistencia a los debates era, claro, por invitación, pero no de asistencia obligatoria. ¿Cómo para qué asistirían los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación? Expliquen, qué dice el manual de Carreño… Todo indica que con el respaldo de la mayoría será ratificado como comisionado de la Comisión Federal de Competencia Económica a Eduardo Mendoza… Ah, la tragedia de los estudiantes normalistas ahora sirve de escudo para los grupos radicales que aprovechan el natural vacío que se crea en época electoral…