Minuto a Minuto

Deportes A un día de la final de la Copa América, la entrada más barata cuesta más de mil 900 dólares
La entrada más barata para la final de la Copa América entre Argentina y Colombia, cuesta mil 932.11 dólares
Deportes Hombre muere baleado en riña tras encuentro entre Xolos y Chivas
El hombre habría muerto en las inmediaciones del estadio Caliente, tras una riña al interior durante un encuentro entre los Xolos y las Chivas
Internacional Zelenski pide al actor Matthew McConaughey apoyar recaudación de fondos
La plataforma de recaudación de fondos financia proyectos en las áreas de defensa, ayuda humanitaria, desminado entre otras
Ciencia y Tecnología Detienen a hacker que decía tener base de datos más grande de ciudadanos españoles
El hacker, utilizando infraestructura ubicada en varios países, logró captar información sensible, tanto de la compañía como de ciudadanos
Deportes La llama olímpica recorrerá París en la fiesta nacional del 14 de julio
La llama olímpica marcará la fiesta nacional del 14 de julio, en un itinerario con un importante componente simbólico

Davos. ¿Cuándo fue la última vez que estuvo en un auditorio vacío?, pregunté a Peter Gabriel. “En la adolescencia, quizá a los 15 o 16 años”. La cuestión fue planteada en una sala del Foro de Davos, donde había seis personas en la mesa de los expositores, dos técnicos controlando la iluminación y el sonido… y cuatro personas escuchando.

El rockstar estuvo en la presentación de una iniciativa en favor de una Internet y comunicaciones móviles libres de espionaje de los Gobiernos y libres de la minería de datos personales de la compañías.

“No me preocupa que no haya multitudes ahora. Éste es uno de los grandes temas de los próximos años”, dijo Gabriel.

Amabale, con una barriga prominente y calvo, no parece rockstar. No tiene groupies ni afán por ser el protagonista de la presentación. En este escenario, la voz principal corresponde a gente menos famosa como Mikael Hagstrom, del instituto SAS, o el vicepresidente de Human Rights Watch.

En Davos, Peter Gabriel no es un rockstar.