Elecciones: el interés tiene pies

JoaquinLDV4-BW

Joaquín López-DórigaEn Privado

Y al llamarla conservadora, también clasista, racista e hipócrita, que es como descalifica a sus adversarios

Y sí, tiene razón, es uno de los peores momentos del periodismo, que es cuando se hace el mejor.
Florestán.

Ante los resultados electorales en la Ciudad de México del pasado 6 de junio, donde el presidente López Obrador perdió la mitad del santuario gobernado por su grupo político desde 1997, tomó la decisión de romper con la clase media, a la que culpa de la traición para volcarse a los pobres, que son mayoría, con miras al 24.

Y es que, como me decía mi inolvidable madre, siempre presente: Hijo querido, el interés tiene pies.

Y es que nunca imaginó la derrota en su territorio que dominó en las últimas siete elecciones, estando o no en las boletas. Siempre lo había ganado con un electorado fiel y agradecido por los programas sociales de su creación que han perdurado y multiplicado a lo largo de este siglo, pero que con el tiempo, pasaron de ser un acto generoso a una obligación de gobierno que ya no compromete el voto, como se vio en la capital del país y además siendo él presidente de la República.

Así, se sintió traicionado por dicha clase media, a la que ahora considera su enemiga y ha descalificado en forma cotidiana desde el pasado lunes 7, tachándola de egoísta, manipuladora, aspiracionista, sin escrúpulos morales, traidora, materialista, y manipulada, todo por no votar por su transformación.

Y al llamarla conservadora, también clasista, racista e hipócrita, que es como descalifica a sus adversarios.

Ante esta decepción, pues, decidió volcarse en los pobres, que son una mayoría, ampliada por la pandemia y la crisis económica, mayoría que tiene un interés electoral porque no quiere que en la elección presidencial de 2024, con Claudia Sheinbaum como su candidata, y para él sucesora, se repita lo del 6 de junio en la Ciudad de México, que nadie vio venir.

Y es que, decía mi madre, el interés tiene pies.

RETALES

1. REFUERZO.- Martí Batres pasó de relevo, en la secretaría de la Función Pública, a posible refuerzo como secretario general del gobierno de la Ciudad de México, posición que ocupó la mitad del gobierno de Marcelo Ebrard. El proyecto es reforzar a Claudia Sheinbaum de aquí a las campañas electorales;

2. PREMIOS.- El presidente tendrá que pedir una explicación a la directora de la Lotería Nacional, Margarita Gutiérrez, por no haber entregado los premios de la no rifa del avión presidencial, cada uno de 20 millones de pesos, a trece hospitales que se los ganaron: dos de la SEDENA, otros dos del ISSSTE, tres del IMSS y seis estatales. Estamos hablando de 260 millones de pesos que no han recibido;

3. SOSTÉN.- Los mexicanos en Estados Unidos siguen siendo el sostén de la economía del país. En mayo mandaron remesas récord por cuatro mil 514 millones de dólares, que con las de enero, febrero, marzo y abril suman 19 mil 178 millones. Esos más de cuatro mil millones los enviaron en 12.3 millones de remesas con un promedio de 366 dólares cada una.

Nos vemos el martes, pero en privado.

Menú de accesibilidad