Congelarán cambios a Ley Minera: se les chispoteó


luis-miguel-gonzalez1

Luis Miguel GonzálezCaja Fuerte

Las modificaciones darían al gobierno la facultad para declarar zonas inviables de explotación aquellas con gran impacto social o medioambiental

El proyecto de modificación a la ley de minas no seguirá adelante en los términos en los que fue presentado. En breve será dado a conocer el congelamiento de una iniciativa que en seis días causó pérdidas de 56,825 millones de pesos en el valor accionario de las cuatro principales mineras y, además, acrecentó la sensación de incertidumbre en el sector empresarial.

La propuesta de cambios al sector minero realizada por la senadora Angélica García Arrieta tomó por sorpresa a la cámara minera. Tampoco fue consensuada con los funcionarios del próximo gobierno a los que les tocará instrumentar la política minera, entre ellos Graciela Márquez, que será secretaria de Economía.

Esta iniciativa sembró preocupación en las empresas mineras e hizo caer el valor accionario por su afán de dar más peso a la evaluación del impacto social de los proyectos mineros. El mayor perdedor de la semana fue Grupo México, propiedad de Germán Larrea. El mayor consorcio minero de México vio evaporarse 40,171 millones de pesos de su valor en Bolsa, alrededor de 1,970 millones de dólares.

Las modificaciones a la Ley Minera darían al gobierno la facultad para declarar zonas inviables de explotación minera aquellas que pudieran tener un impacto social o medioambiental negativo. También se podrían cancelar concesiones por ese motivo. Juan Pablo Castañón, presidente del CCE, y la cámara minera han pedido ser consultados respecto a modificaciones que afectan una actividad económica que aporta más de 15,000 millones de dólares anuales al PIB y es uno de los seis principales generadores de divisas.

Otras voces del sector empresarial externan su preocupación de que un nuevo marco jurídico pudiera favorecer un activismo social que sea hostil a los proyectos mineros, como ocurrió en Perú, con Tía María en Arequipa, donde una inversión superior a 2,000 millones de dólares se canceló debido a las protestas sociales.

La minería a cielo abierto es la más controvertida de las formas de explotación minera y es también la más vulnerable a una regulación más estricta, por su alto impacto ambiental y social. Llega a originar cráteres que pueden tener más de 100 hectáreas de extensión y hasta 500 metros de profundidad. Este tipo de minería es muy utilizada en México por sus bajos costos de extracción. La mayor explotación a cielo abierto de América Latina es la mina de Peñasquito en Zacatecas, propiedad de la canadiense Goldcorp.

¿Quién y cómo realizará estos estudios de impacto ambiental y social? Es uno de los aspectos que producen más inquietud entre empresarios y especialistas. En México existen más de 25,400 títulos de concesión minera y son los estados de Sonora, Zacatecas, Coahuila y Chihuahua los líderes en esta actividad.

¿Encontrará Morena la forma de legislar asuntos importantes sin meter miedo en los empresarios? Preocupa la falta de coordinación entre Legislativo y el próximo Ejecutivo en el caso de las comisiones bancarias y la Ley Minera. Asusta esa mezcla de no entendimiento e indiferencia por las reacciones de los mercados. ¿Por qué jugar a la ruleta rusa con la confianza de los inversionistas? La confianza es como la pasta de dientes: una vez que sale del tubo, es imposible volverla a meter en él.