Minuto a Minuto

Nacional México acumula 155 muertes por calor en lo que va de 2024
La Secretaría de Salud actualizó a 155 el número de muertes asociadas al calor, con la advertencia de que continuarán las altas temperaturas
Ciencia y Tecnología Alumnas del CCH Sur purifican agua contaminada a partir de radiación solar
El proyecto de purificar agua a través de radiación solar está dirigido a comunidades que carecen del vital líquido para beber y preparar alimentos
Nacional Abortos se redujeron 10 % en primer trimestre de 2024
Cifras del Gobierno de México revelan que en el primer trimestre de 2024 se redujeron 10 por ciento los abortos
Nacional AMLO pide al movimiento Marea Rosa que se recomponga y que “le echen ganas” tras elecciones
López Obrador pidió a los integrantes de Marea Rosa que sigan adelante en sus objetivos y que no solo salgan a manifestarse en elecciones
Deportes A un día de su debut frente a Jamaica, México tiene más dudas que certezas
México debutará este sábado en la Copa América con un partido frente a Jamaica, que se apuesta por una victoria

Ana Patricia Botín era la tercera mujer más poderosa de Inglaterra, después de la reina y la política Theresa May. Eso afirmaba la BBC hace unos meses, cuando la banquera “sólo” estaba a cargo de la división inglesa de Banco Santander.

Su nombramiento como presidenta del consejo de Santander la llevará varios escalones arriba: se convierte en la primera mujer que encabeza un banco global. El mundo financiero privado ha sido un territorio dominado por varones y la señora Botín ha roto el techo de cristal. Llevará las riendas de un imperio donde trabajan 200 mil personas y maneja activos valuados en 1.8 billones de dólares, esto es una cifra casi 40 por ciento mayor que el PIB de México.

¿Su ascenso es producto del nepotismo o la meritocracia?, se preguntan los analistas y concluyen que Ana Patricia Botín tiene suficientes méritos para justificar su nombramiento. Habla cinco idiomas con fluidez; estudió en España, Suiza, Inglaterra y en dos escuelas de negocios de Estados Unidos, incluyendo Harvard. Ha trabajado por 25 años en el banco y ha estado en tres territorios clave para Santander: América Latina, España e Inglaterra. Desde 1989 forma parte del consejo del grupo financiero.

Las críticas a la designación de Ana Patricia Botín enfatizan que su familia tiene sólo 2% del capital del grupo financiero y, a pesar de ello, cuenta con un número desproporcionado de asientos en el Consejo. Los partidarios de la continuación de la dinastía Botín señalan los excelentes resultados conseguidos por don Emilio y el gran esmero que puso el patriarca en la formación de su hija mayor. La designación de Ana Patricia en el Reino Unido habría sido parte de este proceso de desarrollo. En Londres están los administradores de los fondos que poseen la mayor parte de los títulos de Santander. Cuatro años en la city le permitieron a Ana Patricia conocerlos y convencerlos de sus capacidades. Convirtió las operaciones de Santander UK en la segunda unidad de negocio más rentable del Grupo, sólo debajo de Brasil.

Para quienes leyeron la famosa biografía de Steve Jobs, escrita por Isaacson, esta financiera cumple además el criterio de experiencias heterodoxas que tanto valoraba el genio de Apple. Fue campeona juvenil de Golf de España y a fines de los noventa abandonó el grupo financiero para empezar una startup tecnológica que fracasó dos años después. “Dirigir una pequeña empresa es mucho más duro que ser banquero… saber que vives semana a semana, que si no consigues ese contrato no sobrevivirás”, confesó en una entrevista con The Telegraph. Esta experiencia, quizá, haya influido en el énfasis que ha puesto en las pymes, cuando regresó a Santander. Su paso por Banesto en 2002-2009 y luego por Santander UK dejan constancia de un incremento sustancial de las actividades crediticias enfocadas a las pymes.

Ana Patricia Botín ha mostrado la mezcla de prudencia y audacia que llevó a su padre a transformar el pequeño Banco Santander que recibió en los ochenta en el mayor banco de Europa. Tiene un estilo de gestión más enfocado al trabajo en equipo y habilidades tecnológicas muy superiores a la media del mundo financiero. Desde el miércoles, es la banquera más poderosa del mundo y una de las mujeres más influyentes de Iberoamérica. La pregunta no es si podrá con el reto de mantener a Santander en las alturas, sino cómo se transformará el banco bajo su mando. ¿Cómo conducirá a Santander en una era de grandes transformaciones?