¿Qué contestabas de niño cuando te preguntaban qué ibas a ser de grande? Yo recuerdo que, de niña, más bien, adolescente, quería ser veterinaria. Amo a los animales y me encantaba la idea de ser veterinaria de caballos.  Luego esa idea se quedó en el tintero cuando se me ocurrió la idea de ser arqueóloga. Me encantan los sitios arqueológicos y los misterios que encierran las culturas antiguas.

¿Tú qué querías ser de niño? ¿Cumpliste tus sueños? Mándame un correo o un tweet a @MarijoCodesal y cuéntame. Me encantaría saber de ti.

Y bueno, llega un momento en la vida, en el que hay que dejar de soñar y poner los pies en la tierra. Había que decidir qué quería estudiar en serio. Pero independientemente de la profesión, todos tenemos sueños y metas de algún tipo: ya sea hacer un viaje, comprar casa, formar una familia, adoptar la mayor cantidad de perros que pueda, comprar un telescopio. Sueños de lo más variopintos. Así somos las personas.

Sin embargo, alcanzar nuestros sueños no es una tarea simple. Ponernos metas y tener un plan de acción para conseguirlas requiere de cierto esfuerzo, dedicación y de la toma de decisiones.

Dicen por ahí que las mejores cosas de la vida son gratis. Y es verdad, la risa que nos da un buen chiste o el cariño sincero de nuestros seres queridos.  Pero gran parte de las cosas que necesitamos para vivir tienen un precio y hay que pagar dinero por ellas.  

Por eso, resulta primordial hacer un plan para que nuestros sueños se hagan realidad.

Así que si quieres ponerte manos a la obra y que tus sueños se vuelvan metas dejando de ser solo sueños guajiros puedes tomar en cuenta estos pasos a seguir.

Lo primero que tienes que saber es cuánto cuesta realizar tu sueño.

No se vale decir: ¡Mucho, es muy caro!  Exactamente cuánto. No importa qué tan caro o barato sea. ¿Cuánto te cuesta conseguirlo? Si quieres tener casa, busca una como la que te gustaría y averigua precios, concretos. Lo mismo si es un viaje o un coche.  Haz una pequeña lista comparativa para que sepas exactamente cuánto dinero necesitarás para cumplir tus sueños.

Lo siguiente es que tu sueño tiene que ser medible.

¿Cuándo te gustaría que se volviera realidad? Aquí hay que empezar a hacer algunos cálculos y a tomar algunas decisiones económicas para saber cuánto tiempo te tomará alcanzarlo.

Ahora comenzarás a tomar decisiones económicas.

Ingresar un rubro de ahorro en tu presupuesto exclusivamente para cumplir este este sueño es una buena estrategia.  Por otro lado, puedes revisar la posibilidad de apalancarte con un buen crédito si lo consideras prudente y adecuado. Sueños grandes como tener una casa, a veces pueden ser alcanzado con créditos específicos para ello.

Y manos a la obra.

Lo que decidas hacer, ahorrar o endeudarte, para cumplir tus sueños debe ser muy bien pensado y lo más concreto posible. Haz número con lápiz y papel (no mentales), agrega fotos, ideas, etc. Ve haciendo que sea concreto y visible.  No se trata de dejar de comer para cumplir sueños, se trata de planear y darle a tu dinero el trabajo de cumplir tus sueños en lugar de cumplir pequeños caprichos.

Es importante que te pongas manos a la obra y que comiences planear tus sueños para volverlos realidades. ¿No te encantaría?

¿Quieres saber la mejor parte?

Que si controlas tu dinero hoy y le dices a dónde ir, tu futuro será mucho más tranquilo y prometedor. Cumplirás sueños, no caprichos y tu futuro mejorará considerablemente.

No dejes de enviarme tus dudas, preguntas e intereses por correo. También podemos seguir esta conversación por las redes sociales. Aquí hay una oreja y una compañera para viajar al fascinante mundo de las finanzas personales.