Foto de internet

Día Mundial de la Obesidad

La fecha es un llamado a todos los gobiernos y empresas para priorizar la inversión en el combate de la obesidad


Netlog

El pasado 11 de Octubre, se celebró por tercera ocasión el Día Mundial de la Obesidad, una efeméride que tiene por objetivo informar y sensibilizar a la población sobre la necesidad de la adopción de medidas para prevenir y tratar el sobrepeso y la obesidad, enfermedades crónicas responsables de numerosas patologías crónicas, entre otras del 44 por ciento de todos los casos de diabetes, del 23 por ciento de la cardiopatía isquémica y del 7 al 21 por ciento de determinados tipos de cáncer.

También es un llamado a todos los gobiernos, a los proveedores de los servicios de salud, compañías aseguradoras y a las organizaciones filantrópicas a priorizar la inversión para el combate de la obesidad.

El Día Mundial de la Obesidad fue establecido en el año 2015 para estimular y apoyar a la gente a obtener soluciones prácticas y mantener un peso saludable, y para revertir la crisis de la obesidad.

El objetivo es incrementar la conciencia, fomentar la defensa, mejorar las políticas y compartir experiencias. La campaña alcanzó a más de 6 millones de personas en 2016 y con la ayuda de usted, podremos hacer crecer año con año.

La fecha fue establecida por la Federación Mundial de la Obesidad, que está formada por miembros profesionales de la ciencia, comunidades médicas y de investigación de más de 50 Asociaciones nacionales y regionales de los Estados Unidos de América.

A través de sus miembros se ha creado una comunidad global de asociaciones dedicadas a solucionar los problemas de la obesidad. Su misión es dirigir e impulsar los esfuerzos mundiales para reducir, prevenir y tratar la obesidad.

 

Foto de internet

 

El número de adultos con sobrepeso y obesidad sigue creciendo. Si esta tendencia actual continúa, unos 2.7 millones de adultos en el mundo sufrirán de sobrepeso y obesidad para el año 2025. Tenemos que tratar la obesidad ahora para evitar consecuencias después.

Los costos médicos anuales mundiales del tratamiento de las consecuencias severas de la obesidad en en el año 2014 eran de (millones de dólares):

  • 398 mil  millones por Diabetes.
  • 300 mil millones por Enfermedades Hepáticas no asociadas al consumo de alcohol.
  • 470 mil millones por Enfermedades Cardiovasculares.
  • 350 mil millones por Depresión.
  • 166 mil millones por nuevos casos de Cáncer.

La obesidad es responsable directo de $600.000 millones de dichos gastos.

Si no se inician acciones de manera urgente para prevenir y tratar la obesidad, el costo global anual para el tratamiento médico, de sus consecuencias, se espera que alcance los mil 200 millones de dólares para el año 2025.

Ello significa invertir en tres campos:

  • Servicios, para el tratamiento de las personas afectadas por la obesidad.
  • Intervención temprana, para mejorar los resultados del tratamiento.
  • Prevención, para reducir la necesidad de tratamiento.

Sabemos los amplios beneficios que tiene la práctica de ejercicio para todos, en especial a la población con obesidad, les recomiendo leer mi artículo que publique aquí mismo hace varios meses, Activación Física Integral Para La Población Obesa.

 

Foto de internet

 

Recomendaciones para iniciar la práctica de ejercicio:

1.- Acérquese a un profesional del acondicionamiento físico certificado.

2.- Una combinación de entrenamiento cardiovascular moderado, movilidad articular y entrenamiento de resistencia muscular. Los ejercicios de resistencia no queman tantas calorías como los cardiovasculares pero ayudan a mejorar las articulaciones y hacen que los músculos estén más activos y consuman más calorías hasta para mantener su estado de reposo.

3.- No hacer ejercicio extenuante. Lo ideal, según expertos, es que usted pueda mantener una conversación mientras hace ejercicio.

4.- Evitar el ejercicio de impacto, en el que la persona con obesidad tenga que frenar de repente o saltar. Por ejemplo correr, ya que puede causar problemas en las articulaciones.

5.- Escoger bien el entorno, ya que algunas personas con obesidad pueden sentirse observadas o fuera de lugar en una clase colectiva en un gimnasio. Es bueno tener en cuenta este aspecto psicológico para estimular positivamente a la persona que quiere estar en forma.

Nos leemos la próxima semana.

Por @TomásWeimar