Activación física integral en la población obesa
Foto de Internet

En la actualidad en México, el 8.5 por ciento de la población realiza ejercicio de manera regular y solo el 2.5 lo hace en lugares cerrados. Según la Secretaría de Salud el 53 por ciento de la población presenta algún tipo de diabetes. Y cada vez es menos la gente que realiza algún tipo de actividad física.

Es cierto que los médicos y nutriólogos se encargan de dictaminar el grado de obesidad o sobrepeso del paciente, de prescribir los medicamentos y el tipo de alimentación que necesitan para poder bajar de peso, pero hay un punto muy importante donde se pierde el resultado final y que es el complemento para el éxito: el ejercicio.

ejercicio
Foto de salud 180

Si partimos de que lo que se persigue, más que bajar de peso, son cambiar sus hábitos y estilos de vida, la práctica de ejercicio es regularmente dejado a consideración del paciente, quienes por falta de conocimiento y asesoría profesional, reciben una mala o nula orientación.

Normalmente el medico o nutriólogo aconseja al paciente que practique ejercicio, ejemplo: le gusta caminar, pues camine; le gusta la bicicleta, salga a andar en ella; etc. Pero sin un plan establecido, cuánto tiempo, a qué velocidad o intensidad, pasan por alto los ejercicios de fuerza y resistencia muscular y solo se enfocan en quemar calorías.

En un estudio que realicé el año pasado con gente obesa y con sobrepeso, pude obtener las siguientes respuestas a preguntas especificas:

P: ¿Por qué no realizas ejercicio?

R: Me da flojera, en mi casa nadie hace ejercicio.

En la familia no existe una orientación deportiva, los mandan a practicar algún deporte (ejemplo futbol) pero empiezan a recibir bullying del resto de los compañeros, “el gordo no puede”, “el gordo se cansa”, etc.

P: ¿Por que no acudes a un gimnasio o club deportivo?

R: No pertenezco, los equipos no son los adecuados para mi problema, las instalaciones tampoco, los entrenadores no me hacen caso pues como no tengo cuerpazo o dinero para pagarles un entrenamiento personal, también no tienen los conocimientos sobre que rutina de ejercicio y sus cargas de entrenamiento debo realizar.

Foto de Archivo
Foto de Archivo

Realizan clases y competencias interclubes pero solo para la población físicamente en forma.

P: ¿Has intentado acudir a clínicas para bajar de peso?

R: No me dan confianza, es más enfocado en masajes, pastillas, en la belleza exterior y con soluciones mediáticas, rápidas.

Esto es cierto, cuántos anuncios vemos y escuchamos a diario sobre productos “milagro” que ofrecen bajar hasta 10 kilos al mes, pastillas y licuados para eliminar la grasa. Bueno, ¡hasta anunciaron jabones que bajaban de peso!

P: ¿Cuál es el principal problema por el cual no puedes seguir una dieta?

R: Porque son muy agresivas, prohíben todo, me quitan lo que más me gusta, son tediosas, algunas veces no son personalizadas.

Foto de Archivo
Foto de Archivo

Hay dietas con pocas calorías conocidas como cetogénicas e hipocalóricas que sí bajan de peso rápido pero después de que el paciente se aburre o la deja de hacer, subirá de peso muy rápido. Entiendo que en ocasiones es necesario prohibir algunos alimentos, pero no para la mayoría, nos resultaría más que fuera por reducción calórica o elaboradas por grupos, diabéticos, hipertensos, etc.

P: Sabemos que existe la opción de que la obesidad puede ser hereditaria, pero si no, ¿has podido identificar cuál sería la causa?

R: Depresión, maltrato, desatención, problemas familiares, personales o de educación, que cuando me dicen que tengo que hacer ejercicio, lo tengo que realizar solo, no hay quien me acompañe, motive, aliente y por lo tanto, lo abandona y se sume en la depresión. LA COMIDA.

La falta de espacios exclusivos para la población obesa, los equipos necesarios e instalaciones adecuadas para ellos, aunado a la falta de conocimiento de los profesionales del acondicionamiento físico, hace que estos se releguen de los demás.

Foto de Archivo
Foto de Archivo

El problema de la obesidad y el sobrepeso debe ser atendido de manera integral, basado en un grupo de especialistas (médicos, nutriólogos, psicólogos y el entrenador deportivo) que en conjunto, ofrezcan al paciente una solución definitiva, recordemos que lo que se busca es cambiar hábitos y estilos de vida.

Mi experiencia con obesos es mandarlos a realizar una evaluación física que me determine el peso, porcentaje de grasa, consumo máximo de oxígeno al realizar el ejercicio, frecuencia cardiaca máxima. Determinar de igual manera qué tipo de ejercicio es el adecuado, cuántos días y minutos, cuántas calorías debe de consumir en base a su actividad física y vida diaria. Con toda esta información, el nutriólogo realizará la dieta adecuada y el entrenador deportivo prescribirá la rutina de ejercicio.

Foto de corremas.com
Foto de corremas.com

Es importante hablar con el cliente, que debe entender que tomará un tiempo en bajar de peso y cambiar sus hábitos, que esos kilos que trae de más no llegaron en un mes, que posiblemente tarde de 12 a 16 meses. Así que tendrá que ser paciente y comprometerse consigo mismo.

Por Tomás Weimar (@tomasweimar). Entrenador Personal.