Marriot dejará de bloquear el Wi-Fi a los huéspedes
Getty

La empresa fue multada con 600 mil dólares el año pasado después de una denuncia por bloquear los hotspots y el servicio Wi-Fi (para que el hotel lo cobrara) en un hotel de Nashville.

Marriott respondió en ese momento diciendo que solo quería bloquear estos dispositivos en sus salones de conferencias y reuniones y sostuvo que tenía el derecho de hacerlo.

Pero ha cambiado de política después de enfrentarse a la reacción de los clientes y la prensa.

“Marriott International escucha a sus clientes, y no vamos a bloquear los dispositivos Wi-Fi de los huéspedes en ninguno de nuestros hoteles”, anunció la compañía que tiene su sede en Bethesda, Maryland.

Comportamiento “inaceptable”

La Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos inició una investigación sobre las prácticas del hotel en marzo de 2013 después de haber sido contactada por un huésped del hotel que dijo que no pudo conectarse a la red a través de su dispositivo en Marriott Gaylord Opryland Resort & Convention Center.

La investigación realizada confirmó que el hotel estaba usando un sistema de monitoreo de Wi-Fi.

Esto significa que si un cliente se conecta con su computadora portátil, teléfono inteligente o tableta, a un punto de acceso vinculado en el sistema de Internet del hotel, sería desconectado después de un breve periodo de tiempo.

La FCC describió la acción como “inaceptable”, y señaló que Marriott estaba cobrando a los asistentes a la conferencia entre 250 y mil dólares por dispositivo para acceder a Internet.

Como parte de una multa, el organismo de control ordenó a la empresa presentar informes cada trimestre por tres años para asegurarse de que puso fin a la práctica.

Marriott es malo

Como consecuencia de su mal comportamiento, la compañía enfrentó una ola de publicidad negativa, como ejemplo, el diario Economist tituló un artículo, a principios de este mes, así: “Marriott es malo, y debería sentirse mal”.

Pero, mientras que Marriott ha cambiado su política, no se ha retractado de afirmar de que continuará tomando medidas de seguridad, “apropiadas para proteger los datos de los clientes, y seguiremos trabajando con la industria para encontrar las soluciones adecuadas que no incluyan el bloqueo de los dispositivos Wi-Fi”.

Con información de BBC