Estados Unidos y Reino Unido descartan ser intimidados por yihadistas
Foto de JPUpDates

Ante la amenaza cada vez mayor que representan los extremistas en el Oriente Medio, el presidente Barack Obama y el primer ministro británico David Cameron afirmaron el jueves que sus naciones “no se dejarán intimidar” por los asesinatos de dos periodistas estadounidenses.

“Seremos más directos en la defensa de nuestros valores, sobre todo porque un mundo de mayores libertades es fundamental para mantener la seguridad de nuestros pueblos”, escribieron ambos gobernantes en un editorial conjunto publicado en el Times de Londres.

Obama y Cameron difundieron sus posturas en momentos en que los gobernantes de varias naciones se disponen a asistir a una cumbre de la OTAN de la mayor importancia en un club de golf en Gales. Aunque la agenda oficial se centrará en la crisis en Ucrania y la reducción de las misiones de combate de la OTAN en Afganistán, el surgimiento del grupo Estado Islámico dominarán las conversaciones al margen de la cumbre.

Los extremistas de han adjudicado el asesinato de dos periodistas estadounidenses y difundieron videos horribles de la decapitación de los comunicadores.

Estados Unidos y Gran Bretaña están muy preocupados de la posible amenaza para sus países que pudiera provenir de combatientes extranjeros que se han integrado al grupo violento Estado Islámico.

Cameron propuso el lunes nuevas leyes que concedan a la policía la facultad de confiscar pasaportes de británicos a las personas de las que sospeche que han viajado al extranjero para combatir con grupos terroristas.

Obama y Cameron dejaron entrever que la OTAN debería tener un papel en la contención de los extremistas, pero no hicieron detalles específicos de las acciones que propondrían a la alianza.

Ambos tienen previsto visitar a estudiantes el jueves en la mañana en una escuela local antes de reunirse con sus colegas de Francia, Alemania e Italia para examinar la crisis en Ucrania. El nuevo presidente de ucraniano, Petro Poroshenko, participará en la reunión en una muestra de la solidaridad de Occidente con esa nación inmersa en una crisis.

Con información de AP