Vamos a Chiapas que Chiapas es un edén


joaquin-lopezdoriga1

Joaquín López-DórigaEn Privado

Aquí, tomando el sol de tus tinieblas.  Florestán


Aquí, tomando el sol de tus tinieblas.  Florestán

 

En Chiapas todo parecía planchado para que la bolsa de votos fuera más que para el precandidato a gobernador de la alianza priista, para su precandidato presidencial, José Antonio Meade, lo que sin duda pasaba por la solución del primer punto.

Y se planteó que el PRI fuera por su lado, el Verde por el suyo, lo mismo que el Panal, aunque se dieron un plazo para decidir alianzas o no y candidato o candidatos.

Pero intempestivamente, el fin de semana, desde el Comité Ejecutivo Nacional que preside Enrique Ochoa se determinó que habría alianza PRI-Verde y sería encabezada por Roberto Albores Gleason, al que registraron como su precandidato, incendiando Chiapas: la bancada del Verde en el Congreso local renunció en bloque y su coordinador, Willy Ochoa, denunció que esa decisión se había tomado sin conocimiento y sin acuerdos.

El senador, también Verde, Armando Melgar, uno de los más mencionados enfureció y declaró que no aceptaría ninguna imposición del PRI, y que si no iba por la alianza PRI-Verde-Panal, tiraba la toalla.

En este espacio, el presidente del Congreso, Eduardo Ramírez Aguilar, que también renunció al Verde, dijo que ya lo había fichado el frente de Anaya sin mayor trámite, mientras que por Morena se confirmaba Rutilio Escandón, presidente del Tribunal Superior de Justicia.

Así las cosas, hasta anoche, antes de que venciera el plazo con el primer minuto de hoy para el registro de alianzas y precandidatos, este era el panorama para el priismo: Melgar o un tercero por la alianza PRI-Verde; el PRI y el Verde, por separado, cada uno con su candidato o el PRI-Verde como está, con Albores Gleason.

En cualquier caso, Eduardo Ramírez Aguilar iría por el frente PAN-PRD.

En fin, que se creó un problema donde no lo había con un afectado, José Antonio Meade, al fortalecer la triada de López Obrador.

Y recupero al clásico de Juárez: ¡Pero qué necesidad…!

RETALES

1. RUPTURA. En el Estado de México tampoco irá la alianza PRI-Verde-Panal para las elecciones federales y locales. Unos dicen que Alfredo del Mazo incumplió con sus aliados. El hecho es que el PRI, que siempre había ido allí con alianzas, lo que le dio el triunfo al mismo Del Mazo el año pasado, ahora va solo y contra dos frentes, el de AMLO y el de Anaya;

2. FLECHAZO. Gabriela Cuevas me contó ayer que la semana pasada tuvo un encuentro privado con Andrés Manuel López Obrador, al que no conocía, y que la convenció de su proyecto y le garantizó su curul por su alianza. Y acusó a Damián Zepeda de parte interesada, por decir que no son los tiempos, cuando él ya está en el primer lugar de la lista de plurinominales del frente anayista; y

3. ACUERDO. Ayer se confirmó el adelanto que le hice de que la esposa de Rafael Moreno Valle, Martha Érika Alonso, será la candidata de la alianza de Anaya al gobierno de Puebla y él, senador de la República. Esa fue la negociación.

Nos vemos mañana, pero en privado

 

[email protected]
Twitter: @lopezdoriga

Web: lopezdoriga.com