“¡Tómala! Y que se la vuelve a cancelar”


joaquin-lopezdoriga1

Joaquín López-DórigaEn Privado

Las amenazas son las entrañas de los cobardes.  Florestán


Las amenazas son las entrañas de los cobardes.  Florestán

 

El pasado viernes 16 escribí una columna titulada “¿PEÑA NIETO, OTRA VEZ TRUMP?”, en la que apuntaba que Luis Videgaray había anunciado a su regreso de Washington que en las próximas semanas se llevará a cabo el primer encuentro Enrique Peña Nieto-Donald Trump, a nivel de presidentes, lo que había confirmado la Casa Blanca.

Y recordaba el costo que tuvo para el Presidente mexicano la visita que el entonces candidato republicano le hizo a Los Pinos el 31 de agosto de 2016, crisis que llevó a Videgaray a presentar su renuncia al cargo de secretario de Hacienda. En aquel encuentro Peña Nieto reiteró que México no pagaría la construcción del muro, lo que por la noche negaría Trump en un mitin en Arizona y lo que el mismo Presidente desmintió por Twitter. Tras su triunfo electoral, estaba prevista una visita de Peña Nieto a la Casa Blanca para el martes 31 de enero de 2017. Pero la canceló cinco días antes, el jueves 26, cuando Trump firmó una orden ejecutiva para construir el muro y endurecer las medidas migratorias, lo que anunció vía su cuenta de Twitter: Esta mañana hemos informado a la Casa Blanca que no asistiré a la reunión de trabajo programada para el próximo martes con @POTUS.

Ahora, le contaba el martes, es Videgaray el que anuncia el primer encuentro entre los dos presidentes y creo que Peña Nieto se tiene que plantear si tiene más que ganar o perder con esa visita, cálculo que ya debe haber hecho, con todos los riesgos que implican los arrebatos de su anfitrión. Porque estaría cañón que se la cancelara por segunda vez.

Y pues sí, estuvo cañón, Peña Nieto la volvió a cancelar después de la llamada telefónica que tuvieron el martes pasado, de la que se informó que habían intercambiado pésames, conversación de 50 minutos que me parecen muchos para las condolencias mutuas.

Lo siguiente que se supo es que en esa llamada Trump le dijo a Peña Nieto que tenía que aceptar públicamente que México pagaría el muro, a lo que éste le respondió que ni hablar y no solo eso, le dijo que el propio Trump tenía que declarar que México no lo pagaría.

Y ahí se acabó.

Peña Nieto anunció que había cancelado, por segundo ocasión, la visita a la Casa Blanca y Trump reviró con una andanada contra el libre comercio, acusó a México de enriquecerse, otro aviso para las negociaciones del TLC, atacó a los migrantes y defendió su muro.

No entiendo, en estas circunstancias cómo Luis Videgaray puede decir que las relaciones con el gobierno de Trump están en su mejor momento, o hay algo que no estoy entendiendo.

RETALES

1. DIVISIONARIOS. Muchos generales en la foto del equipo de José Antonio Meade. Falta tropa. Hoy anuncia a coordinadores estatales;

2. AGREGADO. Ahora es Andrés Manuel López Obrador el que se lanza contra Anaya. Lo quiere más lejos; y

3. TIEMPO. El INE deja correr el tiempo con el tema de los debates. Quedan 29 días de intercampaña y busca su muerte natural.

Nos vemos mañana, pero en privado

 

[email protected]
Twitter: @lopezdoriga o Web: lopezdoriga.com