Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

Toka va por la revolución Fintech

Julio-Pilotzi

Julio PilotziSplit Financiero

Toka Internacional, con sede en Guadalajara, es conocida por su expertise en medios de pago como monederos electrónicos para compra de despensa y combustible

Este fue un año que implicó cambios de 180º debido a la presencia de COVID-19, así, mientras en algunas industrias ha representado caídas sin precedentes, el área digital se ha visto notablemente favorecida, siendo el sector financiero y Fintech los que más han invertido y desarrollado soluciones.

Así, ya desde el año pasado observábamos a nivel nacional terreno fértil para dar continuidad al desarrollo del ecosistema tecnológico financiero, ejemplo de ello fue el “Termómetro Fintech” que a mediados de 2019 reflejaba que 45 por ciento de las empresas de este rubro se encontraban en etapa de expansión, mientras otro 35 por ciento estaban listas para iniciar su avance, tal como dio a conocer Santander México y Endeavor.

Y justo una empresa 100 por ciento mexicana que es un ejemplo en este mercado es Toka Internacional, de Hugo Villanueva Cantón, quien este año invirtió en Accendo Banco, de Javier Reyes de la Campa, 440 millones de pesos con miras a convertirlo en el Banco Fintech de México, meta que se antoja posible por todo el expertise y operación de ambos.

Pero no es el único rubro en el que Toka ha llamado la atención, se lo digo porque su apuesta es blindar cada proceso y resguardar los datos de sus clientes, al tiempo de mejorar sus productos.

Esta firma con sede en Guadalajara, Jalisco, es conocida por su expertise en medios de pago como monederos electrónicos para compra de despensa y combustible, autorizados por el Servicio de Administración Tributaria (SAT) de Raquel Buenrostro, así como por el desarrollo de tecnología avanzada y segura en materia financiera.

La compañía no solo cuenta con dos décadas de experiencia en el sector, ya que además es reconocida como miembro principal de Mastercard, Visa y CARNET; sin olvidar que desde 2015 se certificó ante la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), de Juan Pablo Graf, en Prevención de Lavado de Dinero, la cual renovó en últimas fechas y tendrá vigencia por otros cinco años.

Para obtenerla, aplica capacitaciones continuas, procesos de auditoría anuales, de identificación de personas políticamente expuestas y beneficiarios finales, así como el uso de sistemas automatizados. P

ero eso no es todo, ya que mediante la ISO 9001 de Gestión de Calidad, comprueban la existencia de sus operaciones, recursos humanos y económicos, herramientas de avanzada, además de coadyuvar a mejorar labores administrativas y la calidad de los productos y servicios que ofrecen a sus tres millones de usuarios.

Mientras que, para evitar delitos cibernéticos, de suplantación de identidad, fraudes electrónicos, cargos no reconocidos y robo de saldos, asegura la implementación de mecanismos y controles como la ISO 27001, ya que con ella se ponen en marcha las mejores prácticas para garantizar confidencialidad, integridad, disponibilidad y protección de toda la información.

Tampoco hay que dejar de lado que, desde el año pasado, Toka Internacional inició con las gestiones para conseguir el Certificado PCI DSS (Payment Card Industry Data Security Standard), que se trata de un estándar principalmente orientado a las tarjetas electrónicas para regular que se cumpla con las medidas de seguridad necesarias a la hora de transmitir, procesar y almacenar la data de los plásticos, el cual también entrega la CNBV.

Robustece NYCE portafolio

El organismo mexicano NYCE de Carlos Pérez, con más de 26 años de experiencia en el mercado no deja de cosechar logros pues ahora robustecerá sus servicios, al agregar los relacionados con el plástico, insumos para la construcción, industria química y uso eficiente del agua, en los cuales una de sus filiales ya había pisado terreno, por lo que, comienza el 2021 más fortalecido.

Y es que, ahora NYCE integrará a su portafolio las actividades que realizaba el Centro de Normalización y Certificación de Productos (CNCP), mismo que cuenta con 18 años de experiencia en los rubros de plástico y de productos relacionados con el manejo del agua, y de los más reconocidos en la industria de la evaluación de la conformidad.

Aunque el CNCP ya era su filial, para el 2021 se busca respaldar sus servicios de laboratorios de prueba y certificación de productos conforme a Normas Oficiales Mexicanas (NOM) y Normas Mexicanas (NMX), con la marca NYCE misma que aunado a su larga trayectoria, ha consolidado una gran presencia en Sudamérica y Asia.

Impulsan una economía circular

Los que ha puesto manos a la obra para empezar a transitar a una economía circular de los plásticos basada en reducir, reciclar, reusar, rediseñar y en repensar, son 74 empresas de los sectores químico, plástico, alimentos, bebidas, cuidado personal, artículos del hogar y tiendas de autoservicio, entre éstas figuran la Asociación Nacional de Industrias del Plástico (ANIPAC) de Aldimir Torres Arenas, y los Industriales de Bolsas Plásticas de México (INBOPLAST), de Álvaro Hernández.

Quienes manifestaron en sus primeros resultados entregados al Senado y en relación al Acuerdo Nacional para la Nueva Economía del Plástico en nuestro país, que en el último año han logrado avances significativos como el que el 71 por ciento de los envases y empaques son reutilizables, reciclables, compostables o aprovechables en la actualidad, y su meta es alcanzar el 100 por ciento. Asimismo, el 68 por ciento de las firmas que participaron en esta primera etapa ya incluye material reciclado en sus envases y empaques.

Mientras que 45 por ciento de las empresas cuentan o se encuentran afiliadas a un plan de manejo post consumo, principalmente para PET, polipropileno (PP) y polietilenos de alta y baja densidad (PEAD y PEBD), entre otros. Por otra parte, en este mismo año la ANIPAC e INBOPLAST volvieron a demostrar a las autoridades, que las bolsas de plástico que menos contaminan al ambiente son las que se prohibieron, y esto lo sustenta un estudio realizado por el Centro de Análisis de Ciclo de Vida y Diseño Sustentable CADIS.

Voz en Off

Debo no niego, pago no tengo. Eso es lo que ha dicho la aerolínea Interjet, que ha aceptó ante sus empleados que no cuenta con los recursos para cubrir con el adeudo salarial que tiene con ellos. Y ahí todos estaban en reunión en la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, miembros de la Secretaría del Trabajo, de Gobernación, el Director general de Interjet, y el secretario general de la Sección 15 de la Confederación de Trabajadores de México, todos mirándose unos a otros con el rostro desencajado, esperando la palabra de la inminente quiebra. La fecha límite para el pago es el próximo 5 de enero, de lo contrario el 8 de enero estallaría la huelga. Lo cual puede ser lo inminente. Ya ni quién se acuerda de los Alemán, como ahora ya nadie recuerda a Gastón Azcárraga…

[email protected]

@juliopilotzi

Menú de accesibilidad