Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

Sin sustento, tachan al plástico como culpable  

Julio-Pilotzi

Julio PilotziSplit Financiero

Desde inicios de la pandemia del COVID-19 el plástico se ha posicionado como un excelente aliado

Desde inicios de la pandemia del COVID-19 el plástico se ha posicionado como un excelente aliado, al ser un material que mantiene limpios los alimentos y bebidas que consumimos, además de poder transportarse de forma segura y cabe resaltar que su uso ha sido fundamental para que restaurantes y comercios informales de comida sigan en operación, al tener la opción de poder vender para llevar o entregar a domicilio.

El sector plastiquero como la Asociación Nacional de Industrias del Plástico (ANIPAC), de Aldimir Torres Arenas, ha pedido reconocer desde el año pasado el papel que el plástico juega en el cuidado de la salud, pues tanto las bolsas y los artículos desechables contribuyen a disminuir el riesgo de contagios; de hecho en países como España, Inglaterra y ciudades de Estados Unidos suspendieron las sanciones contra estos.

Sin embargo, no todos tiene la misma perspectiva tal es el caso de las autoridades de la CDMX, de Claudia Sheinbaum, pues este 2021 se inició con la prohibición de comercializar, distribuir y entregar productos plásticos como cubiertos, platos, vasos y sus tapas además de charolas para transportar alimentos, entre otros, excepto los que sean compostables, sin considerar que son indispensables en el manejo, distribución y consumo de alimentos en hospitales, restaurantes y supermercados. Sin contar que la capacidad mundial de materiales compostables equivale a 2 millones de toneladas año y se estima que la demanda mexicana es de 3.3 millones, por lo que no se alcanzará a cubrir. Aunado a los costos que implicará para los negocios y usuario final, pues una resina de un producto tradicional usada para fabricar un vaso o un plato desechable cuesta 1.30 dólares contra los compostables que cuestan alrededor de 4.30 dólares.

Ante ello, la ANIPAC en conjunto con otros organismos han hecho ver de muchas formas tanto a autoridades y a legisladores, que las prohibiciones del plástico no son una solución para minimizar los impactos ambientales, más bien el problema es que no hay un manejo adecuado de gestión de residuos y para ello es necesario trabajar de la mano si se quiere un entorno más limpio. Las medidas que iniciaron con las bolsas de plástico no han ayudado a que haya menos basura, al día de hoy México ostenta el primer lugar a nivel Latinoamérica al generar 1.16 kg por persona al día, seguido por Chile con 1.15 kg y Argentina con 1.14. Sin duda con este nuevo golpe a los desechables se vislumbra una pérdida de entre 30 y 50 mil empleos, pues un 20% de la industria valuada en 30 mil millones de dólares anuales, corresponde a este segmento.

Lo anterior aunado a que la industria cerró el 2020 con un decremento estimado en un 8% y este año será peor porque la pandemia del COVID-19 continuará y el impacto económico será importante, porque la recuperación del país se dará posiblemente hasta finales del 2022 por lo que, el sector plastiquero puede comenzar a recuperarse en la segunda mitad del año siguiente. Ante la situación pandémica que enfrentamos queda de manifiesto que los productos de plástico y desechables no son el problema, además de ser fácilmente higienizables, en comparación a otros materiales. El plástico es un material que debemos usar de manera más responsable y en concordancia con acciones en materia de Economía Circular para aprender a reutilizar, reducir, reciclar, rediseñar.

Evasora en la mira de la 4T

Aunque la empresa de limpieza, Decoaro y Supervisión fue denunciada en 2019 y 2020 ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), de Zoé Robledo, por la presunta evasión de cuotas obrero patronales al listar a menos empleados de los que en realidad aglutina, hay indicios de que esta práctica persistiría, ya que al consultar su registro en diciembre únicamente dijo contar con un trabajador, aun cuando la empresa se anotó diversos contratos con vigencia hasta el último día del año. Se trata de dependencias como el SAT, de Raquel Buenrostro, la Presidencia de la República, así como la Comisión Nacional de Hidrocarburos, Aeropuertos y Servicios Auxiliares de Óscar Agüello, y la Fiscalía General de la República de Alejandro Gertz Manero.

Adicionalmente se sabe que la compañía trata de permanecer como proveedora en estos dos últimos organismos, además de incrustarse en el INAI, presidido por Blanca Ibarra, a pesar de que tiene un adeudo con el IMSS por un millón 859 mil pesos. Ante esto, la 4T la tiene en la mira y los dicen que irán hasta el final para que se cumpla con la ley.

Voz en Off

Un tema debe atender con prontitud el Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador. Ya se maneja el posible fraude de aquellos que buscan hacer de los envases vacíos de la vacuna contra el covid-19 un gran negocio, por ello deben cuidar muy bien el trabajo de sus brigadas, para que al final unos bribones no terminen haciendo un negocio de esto, de lo vulnerable que se encuentra la sociedad en este momento. Por cierto se aclaró por parte de Pfizer, la supuesta venta a privados de la vacuna contra el coronavirus covid-19 que desarrolló junto con la alemana BioNTech. Se calcula van 43 mil 960 dosis en México hasta ahora aplicadas, dejando claro que no está disponible para su venta a terceros por el momento….

[email protected]

@juliopilotzi

Menú de accesibilidad