¿Qué va hacer el gobierno de México con Trump…?

joaquin-lopezdoriga1

Joaquín López-DórigaEn Privado

A las promesas también se las lleva el tiempo, el tiempo y el engaño. Florestán

A las promesas también se las lleva el tiempo, el tiempo y el engaño.
Florestán

El pasado 20 de enero se cumplió el primer año de gobierno de Donald Trump, lapso en el que país que más ha vapuleado ha sido México.

No hay semana en la que no envíe una amenaza, un insulto, una advertencia que ha centrado en los migrantes, a los que hace sinónimo de delincuentes, narcotraficantes, bandidos, criminales, bad hombres; al muro, que insiste que México va a pagar, lo que una y otra vez han rechazado el presidente Enrique Peña Nieto y el canciller Luis Videgaray, y que volvió a plantear en su informe del martes en el que dijo que a cambio de que el Congreso le apruebe los 25 mil millones de dólares para construirlo, reforzar la seguridad fronteriza, aumentar el número de fiscales y agentes fronterizos y la deportación fast track sin proceso judicial, regularizaría a un millón 800 mil dreamers, de los cuales millón y medio son mexicanos para lo que no existe garantía alguna.

Pero están también la presión sobre las negociaciones del TLC: que se va a retirar, que se va a levantar de la mesa, que es de chiste, que no los beneficia, las presiones para regresar a las empresas estadounidenses y aranceles a nuestras exportaciones,

Todo eso ocurre cuando hoy faltan 149 días del 1 de julio y el país está inmerso en el encono, temores y dudas que provocan Trump, las elecciones, la negociación del TLC, la volatilidad en los precios del petróleo y del entorno económico y financiero mundial, que contamina el panorama nacional, siendo una de sus expresiones el encarecimiento del tipo de cambio y las proyecciones de crecimiento.

Mi pregunta a todo esto es: ¿y cuál va a ser la respuesta del gobierno de México ante esta agresión constante?

¿Vamos a seguir aguantando todo lo que se le ocurra a Trump cada despertar y que nos siga utilizando como distractor de sus problemas internos? ¿La relación de Videgaray con el yerno Kushner, alcanza para blindarnos? ¿Así vamos a vivir los próximos tres años o falta aquí un manotazo en la mesa?

Porque la paciencia llega a un punto que se confunde con debilidad, que es donde nos quiere Trump.

RETALES

1. DESEO. No cabe duda de que la delegación Miguel Hidalgo se ha convertido en un objeto de deseo por todo el dinero y los intereses que ahí se mueven. Todos la quieren y hasta buscan repetir como si la gente no tuviera memoria: Víctor Romo, Demetrio Sodi y en su momento, Gabriela Cuevas, que ya no;

2. CANDIDATA. Patricia Olamendi será candidata de Verde-Panal al gobierno de Ciudad de México, donde no va la alianza Todos por México de José Antonio Meade. Anoche aún negociaban con el Verde su coalición con el PRI y Mikel Arriola. Pero vendían muy caro su amor. A ver en las próximas horas; y

3. PRÓFUGA. Ya todos olvidaron a la dueña del Colegio Rébsamen, donde en el sismo del 19 de septiembre murieron 19 menores y seis adultos. Mónica García Villegas sigue prófuga, con dos órdenes de aprehensión. ¿Quién la protege?

Nos vemos mañana, pero en privado

[email protected]
Twitter: @lopezdoriga
Web: lopezdoriga.com