Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

Precipitación y exclusión

carlos-marin1

Carlos MarínEl asalto a la razón

Están a tiempo de considerar otros méritos para la Hidalgo y hacer que a otras personas les toque algo

Fue hasta principios de marzo, cuando China registraba ya 2 mil 870 decesos, que el gobierno mexicano reaccionó ante la pandemia. Solo hasta que, pocos días antes, detectó el primer contagio de un paisano que había estado en Italia. Empezó un mes después. Tarde, pues, a pesar de que la Comisión Nacional de Salud de la cuna del nuevo coronavirus había informado al mundo, a principios de enero, del brote en Wuham, y de que el 1 de febrero reportó más de 17 mil contagiados y 361 fallecimientos.

Si hubo retraso en la toma de previsiones que pudieron aminorar los apuros en que se ha venido debatiendo el sistema público de salud y quienes en él laboran, ahora se da lo contrario: precipitación, por insuficiente, con el anuncio de reconocimientos únicamente para el personal médico que se ha ocupado de atender la pandemia.

El propósito no admite discusión: esos miles de servidores públicos han estado jugándose la vida, pero sorprende lo limitado de una medida tan excluyente de todas y todos quienes han estado trabajando sin la seguridad de conservar su empleo ni de que se les respeten sus derechos laborales, así como de las familias que han quedado en el desamparo por el fallecimiento de quienes murieron en el cumplimiento de su deber.

Habrá reparto de preseas Miguel Hidalgo y Costilla y estímulos monetarios para personal médico. ¿Y nada para camilleros, choferes de ambulancia, trabajadores administrativos y de funerarias, incineradores y enterradores que, por haber hecho tareas extraordinarias en el rango de heroicas, merecen también la gratitud pública?

Se trata de la distinción Miguel Hidalgo y Costilla, en cuatro categorías: a) Collar y 100 mil pesos a 58 médicos, médicas, enfermeras y enfermeros, postulados por pacientes que se hayan recuperado; b) Cruz y 50 mil pesos a 500 que proponga la comunidad de hospitales covid-19 “más productivos”; c) Banda y 30 mil pesos a mil integrantes de equipos que sugieran las instituciones de salud pública y, d) Placa y 25 mil pesos a 7 mil 500 equipos covid-19 completos, que normalmente se componen de 16 personas: especialistas, médicos generales, enfermera/os, entre otros. Ya se tiene el número de quienes serán honrados: 8 mil 58. El dinero de los premios, detalló Zoé Robledo, director general del Seguro Social, provendrá de los fondos del extinto Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (falaz, rencorosa y propagandísticamente rebautizado como Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado).

El mismo viernes fue instalado el Consejo de Premiación, integrado por las secretarías de Gobernación, Cultura, Educación y las cámaras de Diputados y Senadores, mismo que emitirá la convocatoria. Los incentivos económicos alcanzan el monto de 248 millones 300 mil pesos.Los mismos funcionarios aventuran que las entregas pueden comenzar en junio.

Están a tiempo de considerar otros méritos para la Hidalgo y hacer que a otras personas les toque algo…

Menú de accesibilidad