¿Olvidaron como tejer el Presupuesto?


jose-fonseca1

José FonsecaCafé Político

Las obras en el Istmo, sueño ancestral

A la hora de pergeñar estas líneas seguía firme la convocatoria a una nueva reunión del pleno de los diputados luego de que al medio día no concluyeron las negociaciones del Presupuesto de Egresos, difíciles por las presiones de última hora, en medio de la clara impaciencia de muchos legisladores.

La habilidad desplegada para tejer consenso en legislaturas reciente ha provocado una desmemoria colectiva, y hasta los legisladores avezados parece que ya olvidaron las dificultades para tejer la cobija presupuestal, siempre tan pequeña.

Las aprobaciones unánimes del presupuesto del gasto federal hicieron olvidar lo desesperadamente lenta que puede ser la tarea de tejer la cobija presupuestal, que a veces, para poder negociar, se recurrió al mágico reloj legislativo que detenía el tiempo.

Las obras en el Istmo, sueño ancestral

Durante su gira por Oaxaca, el Presidente Andrés Manuel López Obrador anunció la realización de un proyecto que desde el siglo 19 ha desvelado a muchos mandatarios de México: la moderna conexión transístmica en Tehuantepec.

La conexión con una moderna vía de ferrocarril entre Salina Cruz y Coatzacoalcos, la cual complementaría las obras de modernización en los dos puertos y detonaría el desarrollo de una región ancestralmente marginada.

Advirtió, sin embargo, que “para evitar implicaciones geopolíticas”, la inversión sería sólo de capital mexicano, para lo cual invitó a los empresarios nacionales a invertir junto con el gobierno. Su versión de asociación pública privada.

Aquellos avatares en la Setravi del DF

Hace 18 años, hubo cambio de gobierno en el Distrito Federal, hoy Ciudad de México, y, pese a que llegaba un gobierno del mismo signo partidista, empezó un relevo masivo en las oficinas del gobierno.

Así ocurrió en la antigua Setravi, hoy Secretaría de Movilidad. Np sólo se despidieron a los mandos, despidieron a casi todo el personal, particularmente a los de honorarios, los que hacían el trabajo administrativo.

De inmediato se notó la falta de expertise, la entrega de placas de vehículos, antes casi automática, se volvió un calvario. Tuvieron que transcurrir cuatro años para que se normalizara. Larga curva de aprendizaje. Veremos cuál es la de los funcionarios nuevos de hoy

NOTAS EN REMOLINO

A los inapreciables lectores y a todos los compañeros de EL ECONOMISTA les deseo una Feliz Navidad,  una buena convivencia en estas fiestas… Muy bien, opinaron en Palacio Nacional al escuchar a la jefa de gobierno de CDMX Claudia Sheinbaum asegurar que en el proyecto de “urbanizar” el predio militar en Santa Fe procurará no contrariar al Presidente López Obrador… Son muchos especialistas que creen que en el Presupuesto de Ingresos hay mucho de “wishful thinking” … Será el Secretario de Educación Esteban Moctezuma quien decida si deja que la profesora Elba Esther Gordillo le alborote al magisterio en su afán de recuperar el poder perdido… Los dos candidatos a la alcaldía de Monterrey se quejaron de tácticas sucias y hostigamiento. No faltan mal pensados que, al gobernador de Nuevo León Jaime Rodríguez Calderón, “el bronco”, le ha sido difícil resistir la tentación de meterle mano a la elección… El anuncio del gobierno de Ciudad de México de regularizar a los más de 100 mil ambulantes suena a la vieja practica de “renovar acuerdo$”… Ahora resulta que las denuncias contra el obispo de Chilpancingo don Salvador Rangel, presentadas a la PGR, eran para “protección del prelado”. Ajá… ¿Quién nos explica como que se difunda en un medio de comunicación el video que muestre el rostro del acusado de un delito puede violar el debido proceso? No jueguen… A