Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

¿Monrealistas en rebeldía?

alberto-aguirre1

Alberto AguirreSignos vitales

En el primer bloque de seis candidatos de Morena para el 2021, ningún senador brincó a una nominación por las gubernaturas

En el primer bloque de seis candidatos de Morena para el 2021, ningún senador brincó a una nominación por las gubernaturas. Entre parlamentarios que dejarían sus escaños para estar en la boleta electoral, empero, no todos formarían parte del núcleo cercano al líder de la bancada oficialista, Ricardo Monreal Ávila.

Alejandra León Gastélum, en Baja California, y Rocío Abreu, en Campeche, fincaron sus aspiraciones más en su trabajo de base que en el padrinazgo monrealista. Gerardo Novelo, suplente de Jaime Bonilla, contaba con el visto bueno del mandatario bajacaliforniano, “pero en Morena decide la gente”, proclamó Mario Delgado, quien ungió como candidata de unidad a la alcaldesa de Mexicali, Mariana del Pilar Ávila Olmeda.

La decisión de la gente, ¿reflejada en las encuestas? Dos de los aspirantes de Baja California Sur —el alcalde de La Paz, Rubén Muñoz Álvarez, y el expriista Alejandro Lage— no avalaron que el CEN decretara la nominación de Víctor Castro, quien al inicio del sexenio solicitó licencia a la Cámara alta para asumir la coordinación de los programas integrales de desarrollo en aquella entidad peninsular.

Dentro de las filas partidistas valoraban con preocupación la conformación de un bloque que tuviera en su epicentro al coordinador de los súper delegados, Gabriel García Hernández y al líder de Morena en el Senado. Al igual que al candidato de unidad en BCS, ambos apuntalarían la designación de la excoordinadora de los programas en Tlaxcala y diputada federal con licencia, Lorena Cuéllar.

Los reclamos de la empresaria Dulce Silva Hernández y la senadora Ana Lilia Rivera Rivera estropearon la candidatura de unidad anunciada por Mario Delgado el pasado lunes 14, quien al día siguiente viajó a Hermosillo para ungir al exsecretario de Seguridad Ciudadana y senador con licencia, Alfonso Durazo Montaño.

¿Unidad y movilización en Morena? Antes, Delgado había cantado la postulación de la expriista Clara Luz Flores para Nuevo León y cerraría la semana con una triada de destapes, pero afronta una rebelión interna de al menos una docena de aspirantes que buscan las candidaturas en Nayarit, Sinaloa y Guerrero.

Y es que con resultados de las mediciones levantadas por encargo de la Comisión Nacional de Elecciones, el presidente nacional de Morena anticiparía su respaldo al exsecretario de Gobierno de Sinaloa, Gerardo Vargas Landeros, y al exsúper delegado en Guerrero, Pablo Amílcar Sandoval.

Los aspirantes a la candidatura en la entidad del noroeste —entre los que están los senadores Imelda Castro y Rubén Rocha— estaban citados a un cónclave en la sede nacional morenista, el pasado miércoles 16. Pero no se presentaron.

El jueves, Delgado Carillo había convocado a la presentación pública de los resultados de la encuesta por Guerrero; en vez de eso, anunció el levantamiento de una nueva medición con los seis aspirantes con mayor reconocimiento entre los electores de aquella entidad: la senadora Nestora Salgado; la alcaldesa de Acapulco, Adela Román Ocampo; la exsecretaria general del PRD, Beatriz Mojica; el exalcalde acapulqueño, Luis Walton Aburto; el senador Félix Salgado Macedonio y Sandoval Ballesteros.

Ese cambio súbito —explicaron dirigentes partidistas— obedeció principalmente a las reticencias de Salgado Macedonio, quien habría amagado con “reventar” el proceso y aceptar la nominación que le ofrecieron PT y PVEM. Su rebeldía —se quejaron— estaría respaldada por Monreal y por altos funcionarios de Palacio Nacional.

¿Todos unidos contra Pablo Amílcar? Encarecida la negociación con Salgado Macedonio y sin que la mayoría reconociera el posicionamiento del hermano de la secretaria de la Función Pública, quedaría abierta una tercera vía… para Walton Aburto, quien sumaría el apoyo de Monreal, mas no así de García Hernández.

Y para el 2021, el resto de las candidaturas de Morena cuyos documentos básicos garantizan la mitad de las nominaciones para mujeres. Hasta ahora van cinco, con la postulación de Celia Maya a la gubernatura de Querétaro.

Pendientes: Colima, Chihuahua —donde los monrealistas impulsaban al senador Cruz Pérez Cuéllar—, Michoacán —su apuesta es el senador Cristóbal Arias—, San Luis Potosí y Zacatecas.

Efectos secundarios

¿TERCERA VÍA? En la Ciudad de México, los bastiones del PAN están en los distritos electorales ubicados en las alcaldías Benito Juárez y Miguel Hidalgo. En esta última, desde 1997 ha habido alternancia entre el blanquiazul y la izquierda partidista, mientras que el PRI quedó relegado. En el distrito X, salvo un trienio, el PAN colocó a sus candidatos a San Lázaro; su racha quedó trunca en el 2018 con el triunfo del morenista Javier Hidalgo Ponce. En esas elecciones federales, el efecto AMLO hizo que la coalición Juntos Haremos Historia conquistara los 24 distritos en la capital federal. No obstante, Movimiento Ciudadano buscará romper el predominio de esas fuerzas políticas y postulará al exsecretario mancerista Salomón Chertorivski Woldenberg, quien detectó que la reelección de Hidalgo Ponce no está segura y que el PAN no convenció a Gabriela Cuevas para reconquistar ese emblemático territorio.

Menú de accesibilidad