Minuto a Minuto

Nacional SCJN avala juicio político contra Samuel García, pero no podrá ser separado del cargo
La SCJN resolvió una controversia presentada por Samuel García en contra del juicio político dictado por la Comisión Anticorrupción del Congreso de NL
Nacional Atentan contra Sinaí Lugo, candidata a alcaldesa de Otzolotepec, Edomex
Aunque la candidata Sinaí Lugo no ha solicitado seguridad, se le ha proporcionado inmediatamente después del ataque
Economía y Finanzas Si no enfrentamos tema del agua en el campo mexicano, estaremos de rodillas en 10 años: Julio Berdegué
El coordinador del Eje de Soberanía Alimentaria y Desarrollo Rural de los Diálogos por la Transformación dijo que uno de los temas fundamentales en sus foros es el agua
Nacional Industria automotriz pide trabajar con próximo Gobierno por TMEC y nearshoring
Líderes de la industria automotriz expresaron su interés en que con el próximo Gobierno exista una “revolución administrativa”
Entretenimiento La serie ‘¿Quién lo mató?’, el reto de recrear un crimen que marcó a México hace 25 años
¿Quién lo mató? llevará a la audiencia a 1999, cuando Paco Stanley fue asesinado, un crimen que conmocionó al país y que a 25 años sigue sin resolverse

No se ha roto el espejo que separa el financiamiento privado del criminal
Florestán.

Nunca ningún presidente de la República en el ocaso de su gobierno había enviado veinte reformas constitucionales y menos sabiendo que no tiene la mayoría calificada ni el tiempo para sacarlas, como hizo ayer Andrés Manuel López Obrador.

            En un escenario pensado por él, el recinto constituyente de 1857, con una trémula, dramática luz iluminando la atmósfera, lanzó su ofensiva más formal contra el pasado neoliberal, para hacer suyo el futuro y su  transformación, la cuarta, solo después de la independencia, la reforma y la revolución en su vertiente democrática.

            En lo central, ninguna sorpresa, sus iniciativas para reformar los contrapesos que han estorbado sus sueños: los poderes Judicial y Legislativo y los organismos autónomos. Lo demás, nada nuevo: sus programas sociales y sus conocidas derivadas.

            En realidad, López Obrador solo transformó en iniciativas de reformas constitucionales sus repetidos capítulos discursivos mañaneros y documentó su prioridad para disminuir a los otros dos Poderes de la Unión, que si se añade la condena de muerte a los organismos autónomos, va por un gobierno unipersonal.

            La duda es si toda esta reforma la diseño para él, porque buscar mermar a la Suprema Corte al punto de impedirle tachar de inconstitucional una ley, precisamente inconstitucional. Es delirante, desaparecer la actual alineación de ministros y reducirlos en número, gestión y modo de designar. No lo puedo entender para un futuro que no sea el suyo. Lo mismo la eliminación de legisladores plurinominales, que nunca hubiera planteado desde la oposición.

            Pero es campaña. Y en eso está.

            ¿A poco alguien puede creer que toda esta reforma no es para un animal político como él, que, repite, en menos de ocho meses desparecerá en su finca?

            ¡Por favor…!

RETALES

  1. CONTROL.- Lo que viene a refrendar su obsesión por el control del futuro es la reiteración, ahora vía reforma constitucional, de reducir de 40 a 30 el porcentaje del padrón electoral, para que las encuestas sean vinculantes, de las que destacó la revocación de mandato, yugo para su sucesora;
  2. RESPUESTA.- Impecable la postura que el Poder Judicial fijó ayer en el aniversario de la promulgación de la Constitución en Querétaro, que López Obrador desdeñó, vía el ministro, Alberto Pérez Dayán, en defensa de la carta magna y la Corte, a la que quieren anular su derecho a invalidar la improcedencia de recursos de inconstitucionalidad y que sería su fin, como quiere; y
  3. ENVIADOS.- Los métodos de Morena y del régimen, no van en la línea de su triunfalista discurso que da por muerta a Xóchtil Gálvez en las elecciones de junio. El envío de acarreados desde la ciudad de México, no más de veinte, para atajarla en Nueva York, no está a la altura de su fuerza ni de su seguridad electoral. ¿Quién pagó?

Nos vemos mañana, pero en privado.