Detrás del silencio puede estar cualquier cosa.
Florestán.

La prioridad de Andrés Manuel López Obrador es ganar la presidencia de la República y el control del Congreso de la Unión en las elecciones de 2024.

Para lo primero, mantener la presidencia, no veo hoy mayor riesgo toda vez que la escuálida oposición partidista se lo dará. El reto está en mantener las mayorías en el Senado y en la Cámara de Diputados, así como el gobierno de la Ciudad de México, que considera algo personal.

Por eso le es esencial romper el bloque de partidos, en lo que logró un enorme avance al extender el quehacer las fuerzas armadas en tareas de seguridad pública, donde fracturó esa alianza opositora y la dejó rota.

Y en eso está ahora, en hacerla irreversible para que no llegue viva al proceso electoral del 24.

Su estrategia es ahondarla con su reforma electoral para lo que, como dice el doctor José Antonio Crespo, no necesita la constitucional, solo ajustes a leyes secundarias, para lo que tiene mayoría legislativa, y luego cuatro ministros, con los que ya cuenta en el pleno de la Corte, para declararla constitucional como sucedió con la Ley Eléctrica.

En eso está López Obrador mientras la oposición partidista seguirá enganchada a esa carnada presidencial.

El reto para la sociedad es rebasar a los partidos, a sus miserias, y al poder presidencial, y a sus intereses, en las urnas electorales.

Tiempo, hay.

RETALES

1. ADÁN.- El presidente mandó ayer una señal muy fuerte cuando descalificó la ofensiva de su hermano José Ramiro, contra Adán Augusto López Hernández y su reiterado apoyo a Claudia Sheinbaum en un evento al que asistió Javier May, director de Fonatur y al que destapó como gobernador de Tabasco. Dijo que ni su hermano ni nadie de su familia lo representaba. Esos no son los modos, dejó en claro a todos, May incluido;

2. VACÍO.- En la actualidad hay 127 de los 128 senadores que marca la Constitución. Y es que a la licencia de Américo Villarreal para ser gobernador de Tamaulipas, su suplente murió en un accidente carretero en Zacatecas, el pasado 8 de octubre en el que también falleció su esposa. Anoche, se informó que el día 23, el pleno expedirá la convocatoria para la elección extraordinaria para llenar este vacío que afecta las mayorías de la bancada de Morena; y

3. DATOS.- El domingo, con la responsabilidad de gobierno de la marcha ciudadana, Martí Batres informó que la asistencia había sido de entre diez mil y doce mil personas, una cifra increíblemente falsa hasta para él. Pero había que bajarle. Ayer el presidente, que también le bajó, dijo que habían sido entre cincuenta y sesenta mil, que no hubieran llenado ni la mitad del Zócalo. Entre Batres y AMLO hay una diferencia de cinco veces, pero nadie se inmutó cuando además, fueron, evidentemente, más de 250 mil, dos zócalos, conforme a sus datos.

Nos vemos mañana, pero en privado.