La 4ª Transformación de AMLO en realidad busca derogar la 5ª


hector-aguilar1

Héctor Aguilar CamínDía con día

Como sugerí ayer, en los últimos años del siglo XX, a partir de la quiebra de las finanzas públicas de 1982, dio principio en México lo que podría considerarse la quinta transformación profunda de su historia: la 5ª. T.

Como sugerí ayer, en los últimos años del siglo XX, a partir de la quiebra de las finanzas públicas de 1982, dio principio en México lo que podría considerarse la quinta transformación profunda de su historia: la 5ª. T.

Las primeras cuatro fueron: la conquista y la colonización (1ª.T), las reformas borbónicas que desembocan en la Independencia (2ª.T), la reforma liberal que establece los principios legales del capitalismo en México (3ª.T), la Revolución mexicana que domina el siglo XX (4ª.T) y el doble advenimiento, en los 1980, de las reformas neoliberales y la democracia (5ª.T).

La 5ª T lleva tocando el pandero más de 40 años, desde 1982, y ha tocado todas las fibras de la sociedad mexicana. Su sentido se resume en un doble cambio histórico: el del modelo de desarrollo económico y el del régimen político.

En el ámbito económico, la 5ª.T significó el paso de una economía cerrada a una economía abierta; de una economía protegida, centrada en el mercado interno, a una economía de libre comercio, orientada a la exportación; de una economía regulada por un Estado intervencionista, a una economía regulada por las fuerzas del mercado internacional.

En el ámbito político, la 5ª.T indujo el paso de un régimen presidencialista sin contrapesos a un régimen presidencial acotado, con división de poderes; y de un sistema de partido hegemónico, con elecciones controladas, a un sistema de partidos competitivos, con elecciones libres.

Los momentos económicos culminantes de la 5ª.T fueron la privatización de la banca y de grandes empresas públicas, como la telefonía, y la firma del Tratado de Libre Comercio con Norteamérica, en 1994.

Su momento político estelar fue la alternancia democrática del año 2000.

La 5ª T recobró los ímpetus transformadores en 2012, con las reformas constitucionales en materia de energía, educación y comunicaciones. Pero tuvo su Waterloo en la corrupción, la violencia y la impunidad.

La 4ª.T de López Obrador, que en realidad es la 6ª.T, dice tener un sustituto económico y un sustituto político para la 5ª T. Pero entre más vemos sus cartas, menos cartas vemos.