Al no aceptar que el fracaso de la regla oficial de “servidores públicos 90 por ciento leales y 10 por ciento capaces” sólo ha dejado funcionarios de excelsa incompetencia, el Gobierno de México se ve forzado a suplir con militares a los ineficaces civiles.

Aunque pocos como quien esto escribe saben y reconocen de la inquebrantable lealtad institucional de los soldados y marinos de México, debe reconocerse que es inevitable la influencia política de los puestos civiles asignados.

Quizá al oficialismo, afanado en que el Gobierno llegue cubierto de éxitos al fin del mandato, a pesar de su autoconfianza, le será muy difícil ignorar la opinión militar en el proceso de la sucesión. Cosas que pasan cuando se subestima o sobreestima.

El CIDE es sólo campo de pruebas

Tiene lógica lo explicado por el doctor Jean Meyer a Joaquín López Dóriga sobre el conflicto intencionalmente provocado, mediante el Conacyt, por el Gobierno de México en el Centro de Investigación y Docencia Económica, el CIDE.

A pesar de ser instituto de excelencia, el CIDE es una comunidad pequeña de académicos y estudiantes, razón para seleccionarla. Se prueban tácticas y maniobras, calculando que el tamaña hace manejable el conflicto y hasta un cierre.

Esa experiencia haría posible el diseño de un plan para enfrentar los conflictos que Palacio Nacional apuntó al acusar a las universidades públicas de “derechizarse”, desde la estrecha visión binaria oficial.

Sólo queda lidiar con agencias de inteligencia

Hace una vida, el doctor Jorge Carpizo, llegado a Bucareli, descubrió que, quiérase o no, hay que pagar a informantes que proporcionan la información cruda que refinan los analistas de inteligencia.

El expertise de los servicios de inteligencia más eficientes del mundo crear eficaces redes pago a informantes, redes que multiplican su capacidad de cumplir con su tarea, sin importar cuán pocos sean los agentes oficialmente registrados.

Controlar esas redes de informantes, espontáneos o pagados, exige contar con entrenados y eficientes servicios de contrainteligencia, muy costosos y, otra vez, quizá sólo los militares tienen en México la capacidad para esa tarea.

NOTAS EN REMOLINO

Quizá las clases medias tengan otros datos, como la precarización de su ingreso, la caída, en el mejor de los casos, al decil inmediatamente inferior de la escala de ingresos y lidiar con la inflación, más allá de las razones ideológicas que supone el Presidente Andrés Manuel López Obrador son causa de su descontento… Afirman en la frontera que empezarán a llegar a cada una de las, ahora dicen, siete ciudades fronterizas los deportados de Estados Unidos para esperar en México la cita para su solicitud de asilo ante un juez migratorio más o menos 700 diariamente. Haga cuenta y calcule el costo… ¿Para qué acusar a don Porfirio Díaz de un “fobaproa” en el tendido de los 20 mil kilómetros de vías para ferrocarril? Misterios del alma humana… El gran cineasta italiano del siglo pasado, Vittorio de Sica, dejó este recado: “La indignación moral es, en la mayoría de los casos, un dos por ciento de moral, un cuarenta y ocho por ciento, indignación, y un cincuenta por ciento, envidia.” …