Jalisco dice no


hector-aguilar1

Héctor Aguilar CamínDía con día

Hay al menos un gobierno estatal que se niega públicamente a aceptar el “adiós al federalismo” que propone la cuarta transformación, del que hablé en este espacio el martes pasado.

Hay al menos un gobierno estatal que se niega públicamente a aceptar el “adiós al federalismo” que propone la cuarta transformación, del que hablé en este espacio el martes pasado.

En rueda de prensa celebrada ayer, el gobernador electo de Jalisco, Enrique Alfaro, definió con claridad y valor sus diferencias de fondo con el proyecto centralizador del gobierno federal electo.

Alfaro se pronuncia en su documento, en primer lugar, contra “la dinámica que en el Congreso está tomando la aprobación del Presupuesto, (la cual) se perfila para volver a ser un acto de simple imposición de una mayoría legislativa, ignorando por completo la opinión de quienes somos parte del pacto federal”.

En segundo lugar, sigue el documento, “simplemente no podemos permitir que en el nuevo modelo de organización del gobierno federal sea planteada la creación de figuras paralelas a las autoridades Constitucionales del Estado de Jalisco, autoridades legítimamente electas…

“El Gobierno de la República puede plantear un nuevo modelo en materia de seguridad, sí. Pero ni el Gobierno de la República, ni la Cámara de Diputados pueden pisotear la Constitución Política del Estado de Jalisco. Así de claro… Con esa misma claridad le decimos que aquí en Jalisco no vamos a permitir que se vulnere nuestra soberanía ni mucho menos que se traicione el Pacto Federal. Hacerlo sería tanto como resignarnos a una realidad que pareciera ir tomando forma de controles desde el centro del país sobre el destino político, financiero, administrativo y de la seguridad de nuestro estado”.

Tercero: “Queremos que sepa que nosotros no estamos de acuerdo con su política de perdón y olvido a los corruptos de este país… En Jalisco vamos a castigar a los corruptos con o sin el aval del gobierno federal. En Jalisco los corruptos irán a la cárcel, no de vacaciones”.

“Este pronunciamiento”, termina el documento, “no es un acto de rebeldía o insurrección. Es un acto de congruencia y de responsabilidad al que esperamos se sumen muchos más estados del país”.

No sé si se sumarán. Sé que si yo fuera gobernador me estarían desvelando las mismas cosas que al gobernador electo de Jalisco, Enrique Alfaro.