Apenas van dos días de la gira del presidente electo Andrés Manuel López Obrador, con la que afirma da las gracias a quienes votaron por él en la pasada elección presidencial, y empezó la polémica.

Con discursos diarios y en actos muy similares a mítines de campaña, el riesgo será siempre que los discursos ya no sean los de quien en 73 días será presidente de la República, sino de candidato en campaña.

Quizá el presidente electo decidió que el riesgo es válido, pues, aunque sea con temas polémicos, fija la agenda informativa y al mismo tiempo evita que antes del 1 de diciembre se empiece a apagar la llama de la esperanza que lo llevó a la Presidencia.

El otro elefante en la sala

Es curioso que en la campaña por la Presidencia y ahora que se debaten las condiciones actuales de la economía, nadie menciona nada sobre cómo se gastaron durante 12 años los dineros producidos por el petróleo.

En alguna entrevista periodística el presidente Enrique Peña Nieto mencionó, casi de paso, que durante los dos sexenios panistas se gastaron más de 1 billón de pesos, producto de la venta de petróleo, sólo en gasto corriente.

Por las razones que haya sido, el tema siempre ha estado ahí, para debatirlo, pero tal parece que a estas alturas ya a nadie le importa discutirlo, quizá porque es más fácil dejar que el peso de todas las culpas se las lleve el actual gobierno.

Reforma laboral: saltapatrás

Un tema que ni durante la campaña ni en las semanas posteriores al arrollador triunfo de Morena se ha mencionado es la reforma laboral, una reforma que todavía pena por las legislaturas estatales, para tener plena vigencia.

Es la que elimina a las viejas juntas de conciliación y arbitraje y todos los conflictos laborales los traslada al ámbito del Poder Judicial, Federal y estatales, para lo cual se crearán tribunales que presidirán jueces especializados.

Con ello, se dijo, será más expedita la justicia laboral, para patrones y trabajadores. En la práctica, los intereses ya influyeron en Morena y se habla de cancelar la reforma laboral, una tontería, pues restablece las juntas de conciliación, donde prevaleció la corrupción.

NOTAS EN REMOLINO

La electa jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, ha ofrecido que la capital de la República será una ciudad con derechos, pero también segura. Esto último constituye ya un reto y un compromiso que apenas tome posesión se le empezará a reclamar… Eufórico porque el presidente electo lo elogió públicamente, el presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados y coordinador de la bancada morenista ahora ya anuncia que se reformará el artículo tercero constitucional, para eliminar lo que contenga de reforma educativa… Escaldados por los sofocones del encuentro con víctimas en Tlatelolco, los foros de pacificación, por ahora, no contarán con la presencia del presidente electo… Por cierto, ¿cómo es que Olga Sánchez Cordero y Alfonso Durazo presidirán comisiones en el Senado? ¿Ya no serán miembros del gabinete?… Es cierto, los partidarios del nuevo aeropuerto en Texcoco son tercos, pero los partidarios de Santa Lucía resultaron lo que sigue de aferrados… ¿Qué quiso decir el mandatario cubano Miguel Díaz-Canel cuando dijo que la llegada de López Obrador a la Presidencia balancea la correlación de fuerzas en América Latina?…