Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

Gigantesco ridículo de Ramírez Cuéllar

Yazmin-Alessandrini

Yazmin AlessandriniLa política me da risa

Y hoy por la mañana continuó la tunda a Ramírez Cuéllar, correspondiendo al Presidente López Obrador batearlo (esto hablando en la jerga beisbolera que tanto le gusta al tabasqueño) en plena mañanera

SONRISAS.- Primero fue el zape del presidente de la Junta de Coordinación Política (JUCOPO) del Senado de la República, ayer, Ricardo Monreal Ávila y después el coscorrón del Presidente Andrés López Obrador, en la mañanera de hoy en Palacio Nacional. Sí, dos morenistas acomodándole tremendo estate quieto al líder interino del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Alfonso Ramírez Cuéllar, quien el domingo -a través de un no sé si fue un memorándum, comunicado o manifiesto- tuvo la puntada de sugerir el otorgamiento de facultades constitucionales al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) para que éste revise el patrimonio inmobiliario y financiero de todos los mexicanos, además de vigilar la concentración de “poder” que poseen algunas empresas, esto mediante el acceso (“sin ningún impedimento legal”, según él) a las cuentas del Servicio de Administración Tributaria (SAT)… o sea algo así como una moderna Santa Inquisición fiscalizando de manera anticonstitucional los patrimonios de todos los mexicanos. *** Obviamente, las reacciones (por supuesto que todas en contra) no se hicieron esperar, destacándose la de Monreal Ávila, quien tajante y enérgico señaló que en el Senado se actuará con responsabilidad política, descartando de inmediato alguna posibilidad de cambiar facultades al SAT o al INEGI y asegurando que en la Cámara Alta no existe iniciativa alguna para poder ampliar y otorgar nuevas facultades a las instituciones que quiso embarrar Ramírez Cuéllar. Además, aseguró que la chambonada del líder nacional de Morena ni siquiera fue discutida con las bases políticas del partido, por lo que adelantó que aunque este partido actualmente es mayoría en el Congreso de la Unión van a actuar con prudencia y consenso. *** Y hoy por la mañana continuó la tunda a Ramírez Cuéllar, correspondiendo al Presidente López Obrador batearlo (esto hablando en la jerga beisbolera que tanto le gusta al tabasqueño) en plena mañanera. Le dijo que su propuesta no era correcta, pues los patrimonios de los empresarios y de todos los mexicanos deben permanecer ¡¡¡pri-va-dos!!!, pues los únicos que tienen la obligación de dar a conocer sus bienes y posesiones son los servidores públicos, pues la medición de la riqueza no tiene porque pasar por exigirle a las personas que den a conocer cuánto tienen; lo que provocó que el líder interino de Morena y diputado federal con licencia saliera a atajar la paliza que le acomodaron y, a la usanza de la “Chimoltrufia”, aseguró que no dijo lo que dijo y que su intención sólo pasaba nada más por sugerir porque aquellos quienes tienen más deban pagar más impuestos. Demasiado tarde su aclaración, porque prácticamente se echó encima a todo el país, hasta a los de su partido. Alguien debería aconsejar a Ramírez Cuéllar y decirle que en política “la forma es fondo”. Arnica para los moretones.

RISAS.- No cabe duda que la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) que “encabeza” José Alonso Novelo Baeza, atraviesa la crisis más severa de su historia, pues está convertida en la obstaculizadora número uno de todo México. En plena crisis por el coronavirus, pandemia que en nuestro país ya contabiliza 51 mil 663 contagios, 5 mil 332 fallecimientos y una terrible tasa de letalidad que rebasa el 10%, la COFEPRIS está convertida en una verdadera fábrica de trabas para poder atender la crisis de salud más grave que nos ha tocado vivir, pues sistemáticamente se ha encargado de bloquear la entrada de productos y medicamentos que podrían ayudar a reducir los riesgos a la salud y también retira permisos para que hospitales privados, como el Centro Médico ABC, puedan realizar pruebas de detección de anticuerpos contra COVID19. *** Del mismo modo, la COFEPRIS se ha encargado de retrasar la aprobación para el uso de respiradores elaborados por cinco distintas empresas, entre ellas la Volkswagen, que tiene parado un lote de 50 de estos artefactos que busca donar para ayudar a los hospitales que atienden contagiados de coronavirus. Y la misma suerte han corrido en el Hospital Universitario de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), que hizo alianza con la empresa Kronos DTA para diseñar un ventilador mecánico del cual podrían fabricar mil unidades mensuales pero ¿qué creen? siguen esperando la autorización sanitaria de la COFEPRIS, que igualmente emitió en días recientes una prohibición al Centro Médico ABC para que siga realizando pruebas de SARS-COV2, IgG, porque supuestamente estos tests serológicos no son del todo precisas para detectar infecciones en curso. En fin…

CARCAJADAS.- Se esperaba que después de que se publicara en el Diario Oficial de la Federación (DOF) la llamada “Política de Confiabilidad del Sistema Eléctrico Nacional”, con la que la Secretaría de Energía que encabeza Rocío Nahle García pulveriza los proyectos privados de energías renovables, pues se está echando abajo el compromiso de México de generar energías limpias, lo que contraviene el Acuerdo de París y la legislación vigente en materia de transición energética; hubiera una reacción por parte de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) y el Partido Verde Ecologista de México (PVEM). Pero no, los titulares de ambos entes, Víctor Manuel Toledo Manzur y Carlos Alberto Puentes Salas, respectivamente, de plano se han hecho como el tío Lolo, dejando en claro con sus posturas que lo que menos les importa es la ecología y la sustentabilidad de país. Seguramente a muchos de ustedes ya se les olvidó que en enero pasado Toledo Manzur aseguró que en el corto plazo México se convertiría en una potencia de energías renovables, en un exportador preponderante de energía solar y litio. Sí, ¡cómo no! Y del partido del tucán mejor ni hablemos, son los chaqueteros número uno de la política mexicana y lo único que les interesa a sus líderes es venderse al mejor postor para poder conservar su registro ante el Instituto Nacional Electoral (INE) y así seguir viviendo del Presupuesto. ¡No se vale!

TACO DE LENGUA.- Pues ni hablar, nos quedamos esperando a que la directora general del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT), María Elena Álvarez Bullya Roces, nos presumiera el lote de 700 ventiladores libres de neoliberalismo que se comprometió a entregar para el pasado día 15. En abril pasado la señora Álvarez anunció con bombo y platillo que se trataría de ventiladores producidos totalmente en México, con calidad y seguridad biomédica superlativa, más económicos que los que se adquieren en el extranjero, pero…

Contacto.- www.lapoliticamedarisa.mx
[email protected]
Twitter: @yalessandrini1

Menú de accesibilidad