Minuto a Minuto

Nacional Altas temperaturas provocan escasez de hielo en el Valle de México
Tiendas de conveniencia y expendios en la Zona Metropolitana del Valle de México reportan escasez de hielo derivado de las altas temperaturas
Nacional Tren Interurbano México-México “es una obra bastante complicada”: AMLO
López Obrador detalló que ya se puede llegar hasta Santa Fe en el Tren Interurbano, pero que "falta todavía" para terminar la obra
Nacional Samuel García compró terreno millonario para construir megacasa en San Pedro
El terreno comprado por Samuel García se encuentra en una zona exclusiva de San Pedro, con un valor comercial estimado de 700 mdp
Internacional #Video Hombre salta de barco hacia una orca; fue multado por acoso animal
En Nueva Zelanda, un hombre fue multado por saltar desde un barco hacia una orca, con el fin de tocarla
Deportes Cruz Azul revela primeras imágenes de su nuevo estadio
Víctor Velázquez, presidente de Cruz Azul, reveló en redes sociales un video con imágenes de la nueva casa cementera

Primero falló el pronóstico de una inflación temporalmente alta y después no hubo un acierto con la anticipación de que el 2023 terminaría con una recesión en Estados Unidos producto de la medicina monetaria aplicada para la inflación persistente.

El resultado publicado ayer del comportamiento del Producto Interno Bruto (PIB) estadounidense al cierre del tercer trimestre del año no abona a la confianza en los analistas, pero vaya que anima ver la resiliencia de la economía de ese país.

Todavía se dieron el lujo de fallar los pronosticadores con la estimación del cuarto trimestre del año pasado. El mercado esperaba una expansión de 2% y al final, y de acuerdo con la primera lectura del Departamento de Comercio, el PIB se expandió 3.3% en términos anualizados.

Sí, hay una desaceleración respecto a 4.9% que registró la economía estadounidense durante el tercer trimestre, a través de esa forma que tienen de multiplicar por cuatro un resultado trimestral, pero, aun así, a pesar de la desaceleración durante el lapso octubre-diciembre del 2023, el PIB estadounidense creció 2.5% durante todo el año pasado.

La mejor parte del buen dato económico es que el principal motor de ese crecimiento sostenido fue el consumo interno.

La Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) encareció el crédito con su política monetaria restrictiva, lo que claramente frena el consumo. Como recompensa, la desinflación ha sido evidente.

Y el consumo se salvó porque los incrementos salariales durante la segunda mitad del año pasado superaron los porcentajes del incremento del resto de los precios.

En términos económico-financieros, la Fed ya no debería tener ninguna prisa en aterrizar de manera suave su política monetaria restrictiva. De hecho, este dato de la expansión del PIB al cierre del año pasado modificó el barómetro de expectativas el mercado de tasas de la Fed.

Hasta este momento, a cinco días de la reunión de política monetaria en Estados Unidos, 98% de los participantes del mercado esperan que no se mueva la tasa de su rango actual.

Y aunque ya hemos visto que la precisión no siempre está del lado de los analistas, la realidad es que esta posibilidad está más del lado del sentido común que de un análisis profundo de los economistas.

Vamos, en México también debería ser lógico no mover la tasa de interés interbancaria por ahora, pero esa es otra historia.

Y en términos políticos, el buen resultado económico al cierre del 2023 debería mover al aplauso de pie a la administración demócrata de La Casa Blanca, por el éxito de sus Bidenomics.

Pero esto no va a suceder porque la política de este año electoral en Estados Unidos vive hoy en la degradación de tener como virtual contendiente a Donald Trump.

Es más, en México debería haber un honesto reconocimiento de que el buen desempeño de la economía mexicana se debe en gran medida a esa resistencia de la economía estadounidense.

Pero no, nos van a salir con la cantaleta de que México crece más que Estados Unidos, porque, ante la limitada visión matutina, el porcentaje de expansión del PIB mexicano será superior al estadounidense.