Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

¿Elba Esther, a la boleta?

alberto-aguirre1

Alberto AguirreSignos vitales

Hace dos años y medio, Elba Esther Gordillo Morales quedó absuelta por decisión de un juez federal. El Pacto por México había sido derrotado en las urnas por Andrés Manuel López Obrador y el líder izquierdista había sumado a sus aliados a la exlideresa magisterial y al líder minero, Napoleón Gómez Urrutia

Hace dos años y medio, Elba Esther Gordillo Morales quedó absuelta por decisión de un juez federal. El Pacto por México había sido derrotado en las urnas por Andrés Manuel López Obrador y el líder izquierdista había sumado a sus aliados a la exlideresa magisterial y al líder minero, Napoleón Gómez Urrutia.

Ambos dirigentes sindicales habían sido defenestrados desde el calderonismo. Gómez Urrutia, denunciado por los manejos del Fondo Minero, optó por el exilio en Vancouver en el 2007, pero La maestra, después de sus temerarios retos al peñismo, terminó ante un juez en febrero del 2013, acusada por la extinta PGR por lavado de dinero y delincuencia organizada.

El heredero del SNTMMRM conectó, gracias a influyentes paisanos suyos, con la Cuarta Transformación y logró un lugar en la lista nacional de Morena al Senado de la República, no obstante que su candidatura fue impugnada por el PRD. Las acusaciones por el presunto desfalco de 55 millones de dólares no habían sido totalmente solventadas.

El INE resolvió sobre la procedencia del registro de Gómez Urrutia como candidato, pues consideró que la SCJN y el Tribunal Electoral tenían jurisprudencia sobre el tema que confirmaba que no tenía suspendidos sus derechos políticos. Y es que no obstante que Gómez Urrutia tenía denuncias penales en su contra y una instrucción de indagatoria, no estaba privado de su libertad y tenía a su favor la presunción de inocencia.

Gordillo Morales fue absuelta de los cargos presentados en su contra por el Ministerio Público Federal y quedó en libertad el 8 de agosto del 2018. Dos semanas después anunció que retomaría sus actividades públicas con el único objetivo de recuperar al SNTE, capturado por un grupo de antiguos colaboradores encabezado por Juan Díaz de la Torre.

Entonces, la exlideresa magisterial no había saldado sus pendientes con las autoridades judiciales. A través de un crédito fiscal generado en el 2016, el SAT le reclamó el pago de 9.43 millones de pesos por concepto del Impuesto Sobre la Renta, actualización, recargos y multas por el ejercicio fiscal del 2012.

El requerimiento de los comprobantes de sus retenciones llegó a la Torre Médica del Reclusorio Sur. Gordillo Morales involucró al SNTE en la querella y explicó que mientras estuvo al frente del Comité de Acción Política del sindicato recibió transferencias a sus cuentas bancarias y a sus tarjetas de crédito para cubrir los gastos de representación realizados en el desempeño de sus funciones.

Primero en la décimo tercera sala regional metropolitana y después ante el pleno jurisdiccional de la sala superior del Tribunal Federal de Justicia Administrativa, la Maestra demandó anular las acciones del SAT en su contra, no obstante que declaró en ceros.

Los magistrados de la Sala Superior acumularon los juicios de nulidad y ejercieron la facultad de atracción invocada por la sala regional, pero tardaron un año en desahogar los alegatos de los actores y cerrar la instrucción del asunto. El magistrado ponente, Rafael Anzures Uribe, recibió un escrito que Gordillo Morales le presentó el 10 de agosto —dos días después de su exoneración—, como prueba superveniente. Era su auto de libertad. Y el 27 de septiembre del 2018 solicitó la suspensión de la ejecución del crédito fiscal.

El 31 de octubre, el pleno jurisdiccional determinó que existían violaciones procesales en el juicio de nulidad, por lo que era necesario subsanarlas, lo que derivó en nuevos trámites y un nuevo turno a la ponencia de Anzures Uribe, quien propuso declarar la nulidad de la resolución del SAT pero dejó abierta la posibilidad de que la autoridad fiscal repusiera el procedimiento, para subsanar los vicios formales.

En última instancia, Gordillo Morales obtuvo la protección de la justicia —expediente D.A. 665/2019— y el 4 de junio del 2020, los magistrados del décimo octavo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Primer Circuito dictaron la ejecutoria del juicio.Ante esa resolución, el pasado 23 de septiembre, el pleno jurisdiccional del TFJA acordó dejar insubsistente la sentencia dictada por Anzures Uribe y dejó en manos del magistrado Carlos Chaurand Arzate elaborar el proyecto de la sentencia definitiva, que ayer fue dictada.

El magistrado ponente ratificó que el SAT hizo una aplicación incorrecta de la Ley del Impuesto sobre la Renta y no emplazó a la exlideresa sindical —quien tuvo ingresos ese año por 450,000 pesos de acuerdo a los registros oficiales— a aclarar la discrepancia con sus gastos y erogaciones.

Chaurand propuso decretar la nulidad lisa pero esa resolución fue objetada por el magistrado Carlos Meza Adame, quien consideró que no se daba cabal cumplimiento a la ejecutoria del amparo. También votaron en contra los magistrados Alfredo Salgado Loyo y Nora Elizabeth Urbi Genel.

Con siete votos a favor, la Maestra recibió el mejor regalo de Reyes. Gordillo Morales cerró sus pendientes con la autoridad fiscal. Ahora mismo sólo tiene pendiente un asunto, contra un perito valuador del Tribunal de Justicia de la Ciudad de México. La disputa es el patrimonio artístico que adquirió a lo largo de dos décadas y que habría entregado al magisterio en el Museo que construiría en Santa Fe.

Sin pendientes judiciales y con sus derechos políticos plenamente vigentes, Gordillo Morales podrá retomar su carrera sindical y buscar nuevamente la dirigencia del SNTE, a renovarse este año. ¿O volverá a la actividad política, como candidata a San Lázaro?

Twitter: @aguirre_alberto

  1. La disputa por Sinaloa

    Las asociaciones electorales del 2021 permiten, a nivel local, que los partidos políticos convoquen a militantes y simpatizantes a los procesos de elección de candidatos. En el lenguaje de los opositores a Morena, esta apertura se traduciría a la participación de externos en las contiendas del PRI, del PAN o del PRD

    Continuar leyendo

  2. 2021: la joya de la corona

    Decidido a convertirse en la segunda fuerza electoral, Movimiento Ciudadano rompió la mega-alianza opositora y decidió correr solo en las elecciones intermedias del sexenio lopezobradorista

    Continuar leyendo

Menú de accesibilidad